Aumentó el número de quemas en el primer mes de zafra

Así lo revela un informe realizado en conjunto entre la secretaría de Medio Ambiente, INTA, Ministerio de Seguridad Ciudadana, dirección de Fiscalización Ambiental, policía ecológica y bomberos voluntarios, en junio se detectaron treinta focos de incendio en áreas no cañeras y veintitrés en cañeras.
Y aclara que todavía "no se han producido heladas, que en general derivan en eventos más numerosos".

"La práctica de la quema del cañaveral antes y después de la cosecha está ampliamente difundida en Argentina y otros países productores de caña de azúcar. La combustión del material vegetal contamina la atmósfera con elevadas emisiones de gases y hollín, provoca diversos problemas de salud en la población, favorece las pérdidas de carbono y nitrógeno del suelo por volatilización y genera dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. También son habituales los daños a la infraestructura rural, eléctrica, etc., como consecuencia de incendios accidentales originados en las quemas de cañaverales", dice en sus líneas introductorias este completo informe.

Un mes seco y con mucho sol

"Junio, térmicamente, fue frío, sin llegar a presentar heladas meteorológicas", destaca el escrito. En este sentido indica que debido a que no se registraron precipitaciones durante este mes hubo "mayor insolación y radiación solar y menor humedad del aire". Por eso "existió un incremento importante de horas de sol y radiación solar (36%), que determinó mayor evaporación y evapotranspiración potencial".

"Como se esperaba, aumentó el número de quemas en el primer mes de zafra generalizada"

Destaca el informe. Sin embargo aclara que todavía "no se han producido heladas, que en general derivan en eventos más numerosos".

A pesar de esto "el total de quemas pasó de 14 focos en los primeros 5 meses del año a 53 solamente en junio lo que evidencia el impacto del inicio de la zafra", detalla.

De esta manera "algunos de los eventos han tenido mucha difusión pública ya que la quema del residuo de la caña, acompañada con abundante rocío, determinó menor visibilidad en las rutas, provocando algunos accidentes de tránsito".

Por último el informe resalta que "durante junio se revelaron más focos de incendio, 30 en áreas no cañeras, que en aquellas con caña 23".

Desde el 2004 el Laboratorio de SIT de la Estación Experimental del INTA Famaillá viene realizando seguimientos y monitoreos, enfocados principalmente en la quema en áreas de cultivos. Esto se realiza a través de censores remotos y sistemas de información geográfica (SIG), herramientas muy utilizadas en todo el mundo para estos efectos.

Según Medio Ambiente se registran 10 focos de incendios por día

Por otro lado Medio Ambiente comunicó que en Tucumán se registran cerca de 10 focos de incendio por día, cerca de escuelas, poblados, líneas de alta y media tensión, aeropuerto y rutas provinciales y nacionales.

De esta manera la secretaría a cargo de Alfredo Montalban informó que esta semana se instalarán controles en los canchones de los ingenios azucareros, para detectar ingresos de caña en pie quemada y que hayan sido cosechadas en forma integral. Esta medida permitirá determinar la procedencia de la materia prima en ese estado, para actuar en consecuencia.

La quema de cañaverales, está prohibida por la ley 6.253, y por la modificación a esta norma introducida por la Ley 7.459, la cual establece que los ingenios no deben recibir caña quemada. Además el Código Penal impone sanciones de tres a diez años de prisión para quien causen incendios, inundaciones o explosiones.

Comentá la nota