Un 40% de aumento de la matrícula permite que 215 mil formoseños concurran a escuelas.

La creciente matrícula de población escolarizada, de un 40% en los últimos doce años, elevando a la fecha a que sean unos 215 mil formoseños los que son parte del sistema educativo provincial, número que revela un ascenso mayor al crecimiento vegetativo de la población, fue atribuido a la política de gobierno que abrió las posibilidades de acceso a mucha gente que antes no llegaba a las escuelas.
Así lo afirmó el coordinador ejecutivo del Instituto PAIPPA, Alberto Zorrilla en la tarde de ayer durante el acto de inauguración de las obras de remodelación y ampliación de la Escuela Provincial Nº 35 “Arturo Jauretche” en el barrio San Pedro, el cual fue presidido por el vicegobernador Floro Bogado, junto a ministros del PE, legisladores, concejales y la comunidad educativa que se volcó en forma masiva.

Consideró el titular del PAIPPA que “ante tantos jóvenes era conveniente hablar de este tipo de cosas, como también del presente y de lo que probablemente vendrá”, aludiendo a que “es importante que pongamos los puntos de la formación y de la guía de los estudios sobre nuestra realidad local: provincia, ciudad y barrios, para desde allí abrirnos al conocimiento universal. Si no conocemos lo nuestro y lo analizamos sistemáticamente en los planes de estudios, mal vamos a poder soñar los formoseños, que es algo que la escuela debe permitir y respetarlos”.

Significó que “se logró un aumento en un 40% de la matrícula desde 1995 a la fecha. Hoy en el sistema educativo provincial concurren casi 215 mil formoseños, y ese incremento antes señalado es mayor al crecimiento vegetativo de la población de Formosa, lo que quiere decir que abrimos las puertas y ofrecimos la oportunidad a otras personas que antes no llegaban a la escuela”.

Atribuyó esto al resultado de “una política planificada, con la apertura de ciclos básicos rurales, el nivel Inicial y ahora se corona este sistema con el Instituto Universitario de Formosa que va a brindar el nivel Superior educativo con un objetivo claro, que es el de formar la masa crítica para seguir construyendo este modelo de provincia que soñamos y que se viene consolidando”

Destacó asimismo a otra mejora marcada en torno al aumento de la tasa de retención escolar en un 17% en el nivel Primario y más del 3% en el Secundario. También posibilitó bajar la tasa de repitencia en un 3,3 en el Primario y más del 6% en el Secundario.

“Son indicadores que marcan un mejoramiento de la oferta educativa y en la formación de los formoseños, producto por ejemplo de las fuertes inversiones, marco en el cual aludió a la construcción de más de 150 mil metros cuadrados de superficie construida en infraestructura educativa el año pasado y las más de 68 escuelas nuevas en marcha a ser habilitadas”, especificó.

Lo social

Aludió Zorrilla a que “otro impacto de esto y a las muchas otras obras, además del impulso a la actividad privada, fueron los miles de puestos de trabajo generados, que permitió ostentar una tasa de desocupación del 2,7%, la más baja de la región y también una de las menores del país”

Otro indicadores positivos señalados por Zorrilla, en lo social, tuvo que ver con el hecho de que” más de un 60% de familias que antes se encontraban en el nivel de indigencia hayan dejado de estarlo, teniendo trabajo e ingresos dignos”. Admitió que “falta, se trata de un proceso, que no se detendrá”.

En este marco refirió a que “esta política permitió también evitar la muerte de 150 chicos formoseños, ya que la tasa de mortalidad infantil bajó al 18 por mil, cifra histórica en nuestra provincia”, recordando que cuando comenzó la actual gestión el índice era del 31 por mil”.

Jornada festiva

Lo vivido en la escuela fue una jornada festiva, donde además de la entrega de centenares de kits escolares, guardapolvos y zapatillas, la comunidad no ahorró expresiones de reconocimiento al gobierno por la obra recibida.

Por ejemplo, el director Daniel Bareiro en varios pasajes de su mensaje agradeció al gobernador Gildo Insfrán por la gran obra que estaba recibiendo esa comunidad educativa, aclarando que “esto no es sólo abrir las puertas de un edificio, sino lo que están en el interior, que es nada más y nada menos que a nuestros alumnos, alma del nuevo hombre formoseño”.

Se mostró convencido en que “la única forma de conciliar el crecimiento de nuestra amada provincia es logrando las óptimas condiciones de igualdad para todos los formoseños, estableciendo la educación como eje central del desarrollo, teniendo a las escuelas como aliadas estratégicas”.

Por la comunidad educativa, Luís Casin, consideró que la fecha era el tiempo justo para la conclusión de la obra que se habilitara, ponderando aquí el proyecto que el gobierno ejecutó y que “hizo posible que el sueño de tantos padres se haga realidad”.

Aludió a su origen humilde, y que aprendió que ser pobre no es aquel que se lamenta por los logros que no alcanzó en la vida, sino aquel que no sueña con un mañana diferente”, instando a la juventud a que sepan aprovechar las modernas instalaciones que el gobierno les brinda para su formación. Advirtió que “este siglo XXI será de grandes desigualdades, sin embargo aquí, en Formosa, en el imperio del verde, es necesario construir la Formosa que todos nos merecemos”.

Comentá la nota