Aumento de la luz: el intendente deberá decidir qué barrios quedan exentos de la suba

Ahora el Ente Regulador de Energía les delegó esa responsabilidad a los jefes comunales. Deberán tramitar la excepción para los barrios que no posean agua potable ni gas natural. Estiman que en el conurbano alrededor de 80.000 usuarios podrían zafar del tarifazo.
Los aumentos en las tarifas eléctricas que se registraron a fines del año pasado y que provocaron una dura lucha entre los usuarios – que se negaron a abonar las subas de hasta un 600% - y la empresa prestataria del servicio, ahora sumó un nuevo integrante a la polémica: los intendentes del conurbano.

Es que ahora, por medio de una instrucción del ministro de Planificación de la Nación, Julio de Vido, el Ente Regulador de Energía (ENRE) le cedió a los jefes comunales del Gran Buenos Aires la facultad de decidir qué lugares y barrios de sus partidos podrán ser exceptuados de la suba tarifaria eléctrica que se aplica a los usuarios que consumen más de 1.000 kWh bimestrales.

Según explican las autoridades del ENRE, "a partir de ahora, los intendentes podrán impulsar una gestión colectiva para que las zonas y barrios que no tengan agua potable, ni gas queden automáticamente excluidos de la aplicación de los aumentos que rigen para los medianos y altos consumos".

Cabe destacar que Pilar es uno de los municipios que está en vías de tramitar ese sistema por medio del cual el intendente Humberto Zúccaro deberá decidir que barrios quedarán exentos.

Pero además de Pilar, el sistema también se aplicará en Florencio Varela, Escobar, Moreno, Tigre, José C. Paz, Quilmes y Berazategui.

En tanto que con el nuevo esquema que ha quedado en manos de los intendentes, se estima que alrededor de 80.000 usuarios de la provincia de Buenos Aires podrían ser exceptuados del tarifazo.

Comentá la nota