15% de aumento en impuestos municipales

El incremento rige desde el 1° de enero, es para todas las contribuciones y tasas, y se suma al ajuste del transporte / Giacominohabía negado incrementos para 2010 / Esperan recaudar $ 5 millones mensuales / Intenta paliar la grave situación del municipio.
Daniel Giacomino arrancó el año rascando el fondo de la olla. A pesar de sus reiteradas negativas, el intendente de Córdoba decretó el aumento del 15 por ciento en todas las tasas municipales desde el 1° de enero.

El Ejecutivo tiene el permiso de tomar una medida de ese tipo gracias al artículo 146 de la ordenanza 11.587, sancionada en diciembre de 2008, con el voto del giacominismo y el juecismo. Ese artículo autorizó al intendente "cuando las circunstancias económicas y financieras lo ameriten, a ajustar los valores monetarios establecidos hasta en un 15 por ciento".

En reiteradas ocasiones, el Intendente negó que fuese a utilizar esa ordenanza y que se las arreglaría sin aumentar impuestos. Pero un día antes de partir de vacaciones, el 31 de diciembre, llevó hasta el límite la posibilidad de aumento. Y es que la caja del Palacio 6 de Julio tiene un déficit que no pudo revertir durante 2009, y la soga aprieta cada vez más.

La medida contempla innumerables conceptos. Desde el impuesto inmobiliario y del automotor hasta los mínimos de bares con música, pasando por la adjudicación de patentes para remises y la licencia para conducir, entre otros. Sólo deja afuera al artículo 40, que atañe a los espacios del Mercado de Abasto.

El costo político. Desde el Ejecutivo prenden velas para que este año que comienza no sea como 2009. En los últimos 12 meses nunca pudieron generar superávit, y cada balance mensual cerró con cinco o seis millones en rojo de promedio. Los costos políticos a asumir a partir de los aumentos –transporte y 15 por ciento en las tasas y contribuciones– van a golpear fuerte a la ya deteriorada imagen de Giacomino.

En 2010 las esperanzas están puestas en sanear la deuda con proveedores, eliminar el déficit operativo de la caja y generar superávit. Todos los anhelos apuntan a que el municipio finalmente vuelva a la obra pública, sin necesidad de golpear las puertas de la Casa Rosada, o depender de la buena voluntad del Gobierno provincial, que viene prestándole dinero todos los meses para pagar sueldos.

Las calculadoras del Palacio 6 de Julio suman los ingresos que traerá el nuevo año. Por un lado, el incremento del transporte aliviará la erogación mensual. Cuatro millones por la Tamse y dos millones de subsidios para los privados era lo que se iba cada mes –y que esperan recuperar a partir del aumento del cospel.

Por otro lado se agregan los cinco millones que esperan reunir a partir del flamante incremento en las tasas municipales. Y por último, se planea la regularización dominial para 2010. Proceso lento que, dicen desde la Municipalidad, llevará al menos un año.

5 millones

De pesos mensuales esperan recaudar con el nuevo aumento de tasas desde el Ejecutivo. El objetivo es ayudar a paliar la crisis financiera que atraviesa la Municipalidad.

Comentá la nota