"Si no hay aumento, habrá más paros"

Así lo expresó la secretaria general de Amsafé, en un masivo acto frente a la Casa Gris en demanda de un aumento salarial de emergencia antes de fin de año. "No renunciamos a la lucha, a la mística y a la unidad", dijo Sonia Alesso.
Miles de docentes santafesinos volvieron a llenar ayer la plaza de Mayo para plantear frente a la Casa Gris su demanda de un aumento de emergencia antes de fin de año. Una respuesta masiva al rechazo del gobierno de Hermes Binner de reabrir la discusión salarial. Y el comienzo de una huelga de cuatro días que seguirá hoy, el martes y el miércoles que viene. "¡Ciento por ciento de acatamiento al paro y diez mil compañeros en la plaza!", fue el grito que retumbó en medio de la marcha y levantó aplausos y euforia. El clima ya estaba listo para mandar otro mensaje. "Si no hay aumento, habrá más paros", advirtió la secretaria general de Amsafé, Sonia Alesso, que se encargó de cerrar el acto.

A media mañana, las columnas docentes ya habían comenzado a concentrase: la de Amsafé en la plaza del Soldado y la de Sadop, frente a la Legislatura. Una avanzó por calle San Jerónimo y la otra por avenida General López, pero llegaron juntas al vértice de la plaza. Los manifestantes se entremezclaron, unos con otros, como una métafora de la unidad. Y así transcurrió el acto, con banderas, guardapolvos y carteles de unos y otros. Hasta el final, cuando el himno argentino se cantó con las manos entrelazadas de unos y otros, en el palco y en la plaza.

La secretaria general de Ctera, Estela Maldonado, rescató esa imagen: "Quiero expresar un reconocimiento a la ejemplaridad de esta lucha, no sólo por la masividad del paro, no sólo por la contundencia de esta movilización gigantesca y extraordinaria, sino por el altísimo grado de unidad que ustedes han logrado". Hasta las centrales sindicales sumaron su presencia: la CTA que enrola a Amsafé y la CGT, que contiene a Sadop. Además participaron trabajadores judiciales, municipales y APUL entre otros gremios.

El clima de la marcha era también una mezcla de entusiamo y bronca contra el gobierno. "Hemos construido una maravillosa marcha", sostuvo Alesso. Y lanzó otra advertencia: "Los docentes nunca vamos a abandonar la lucha en las calles, gobierne quien gobierno. Que quede claro: para los que estuvieron antes, para los que están ahora y para los que vendrán. Que sepan que Amsafé no va renunciar a la lucha, a sus principios, a la mística, y a la unidad".

"Estamos acá dijo Alesso porque casi 30 mil votos de los compañeros en un 95 por ciento definieron paro y movilización" en demanda de un aumento de emergencia antes de fin de año.

El gobierno ya convocó para el lunes a una nueva reunión de la comisión paritaria, pero excluyó de la agenda el reclamo salarial. Una omisión que Alesso no pasó por alto en su discurso. "Hemos discutido en paritarias durante mucho tiempo. Pero el gobierno no quiere un diálogo, quiere un monólogo. Nos hemos sentado una y otra vez a plantear un aumentos salarial urgente de fin de año urgente. Y la respuesta ha sido siempre la misma: no hay plata". Entonces, "si no hay aumento habrá paros", planteó.

Y agregó: "Desconocer este malestar docente y seguir con el monólogo refleja una falta de voluntad política para resolver este conflicto. Los docentes tenemos la voluntad de discutir. El lunes vamos a estar en la paritaria, pero para discutir los tres puntos: el régimen previsional, viviendas y salarios".

Alesso denunció también una operación mediática del gobierno para quebrar el paro. "No lo consiguieron", dijo. "Han enviado a los docentes un correo electrónico desde despachos oficiales para romper este paro. ¡Esta es la respuesta! ¡Lucha, lucha y movilización! Por eso estamos acá. No vamos a admitir que ningún gobierno de ningún signo político intente romper esta unidad que tenemos. Vamos a seguir discutiendo, pero lo vamos a hacer en el seno de Amsafé y Sadop, en las asambleas, con los maestros participando", dijo. Y en la plaza resonó el cántico de batalla: "¡Acá está la gloriosa lucha de los maestros, la que banca la escuela y consiguió los aumentos! ¡Nada nos regalaron, lo ganamos peleando. Y hoy estamos en la calle para seguir avanzando!".

Ya antes, el líder de Sadop, Pedro Bayúgar, había levantado la temperatura de la plaza: "Muchos funcionarios se ofenden o se enojan porque hacemos paros y se quieren comparar con gobiernos anteriores. Yo los animo a que los comparemos con su propio discurso. Han dicho hasta el cansancio que van a priorizar la educación. Pero los números cantan. En estos dos años de gestión (de Binner), el salario docente creció un 50 por ciento, pero los sueldos de funcionarios superiores y personal político creció un 100 por ciento, el gasto administrativo del que no fue ni un lápiz para las escuelas creció un 80 por ciento".

Comentá la nota