Aumento a concejales, funcionarios e intendente: “No estamos de acuerdo”, dicen “Leales a Perón”

Aumento a concejales, funcionarios e intendente: “No estamos de acuerdo”, dicen “Leales a Perón”

“Aquellos que dicen ser justicialistas, actúan en detrimento de los lineamientos que marca la doctrina del partido”, marcaron. “Tendremos un intendente que cobre más que un ministro del gobierno provincial”, alertaron.

Se conocieron más declaraciones en opinión discordante con el aumento a concejales, funcionarios e intendente municipal de Mercedes, emitidas por integrantes de la recientemente conformada agrupación Justicialista “Leales a Perón”.

En referencia al aumento de las remuneraciones del intendente, sus funcionarios y el de los concejales, la agrupación Justicialista “Leales a Perón”, que conducen Eduardo Cerulli y Pablo Perazzo, emitieron su opinión al respecto: “No estamos de acuerdo con los aumentos en las remuneraciones del intendente, sus funcionarios y en la dieta de los concejales. No escapa a ninguno de los habitantes de esta ciudad, que se transcurre un período de crisis, que viene fundamentalmente desde el exterior y que en estos días se agudiza por la disputa que hubo en la primera mitad del 2008 con referencia a la resolución 125 de las retenciones a la soja. En este contexto observamos con asombro la medida adoptada por los concejales, que es contraria en todo a lo que debe legislarse en los tiempos que corren”.

“Con esta medida aquellos que dicen ser justicialistas, actúan en detrimento de los lineamientos que marca la doctrina del partido, tomando decisiones que no contemplan beneficios para los empleados municipales que ya fueron marginados y postergados fuertemente durante todo el pasado año”, agregaron.

“Si esta medida se lleva adelante tendremos un intendente que cobre una remuneración superior a la de un ministro del gobierno provincial”, afirmaron y destacaron que este hecho “pone de manifiesto en el municipio diferentes escalafones que no son sólo jerárquicos sino que pasan a ser también sociales, es una decisión vacía en cuanto a lo que la prudencia política requiere, se aleja de lo moral, la ética y la justa redistribución social tantas veces mencionada y tan poco practicada en este último tiempo”.

Comentá la nota