El aumento del cigarrillo no motiva a abandonar el vicio.

El ajuste de 13 centavos por paquete no inquieta a los fumadores correntinos. Para la mayoría de los consumidores, el incremento “no es mucho como para dejarlo”. Según el Ministerio de Salud, en Corrientes es baja la cesación tabáquica. Los jóvenes son los más reacios a renunciar a este dañino hábito.
A partir de hoy, fumar será más caro. Sin embargo el incremento no es motivo suficiente para abandonar este nocivo hábito ya que, para la mayoría de los fumadores correntinos, es preferible pagar un poco más antes que sufrir el tormento de la abstinencia al tabaco.

La firma tabacalera Massalin Particulares anunció que hoy incrementará, en promedio, un 5,8% el precio de sus marcas, es decir alrededor de 13 centavos. Su competidora, Nobleza Piccardo, probablemente imitará la medida en los próximos días.

Sin embargo, este ajuste tarifario en los paquetes de cigarrillo no motiva a los fumadores a dejar el vicio. “Me cuesta mucho fumar, es un vicio caro pero hasta ahora puedo sostenerlo, es un aumento pequeño pero no deja de hacer sentir el bolsillo”, expresó a este medio María Eugenia, de 29, que desde hace una década está “atada” a encender de vez en cuando un cigarrillo.

Tal como ocurrió con el cambio de hábito para los fumadores en oficinas, edificios públicos y lugares de trabajo donde se impuso el ambiente libre de humo y los fumadores se amoldaron a la restricción, el aumento tampoco promoverá la renuncia a “prender un pucho”. “Lo mismo pasó con el aumento anterior -en referencia al aumento del 3,5 por ciento en julio de 2008-, la gente se inquietó pero no abandonó el vicio. Yo soy fumador desde hace muchos años, y para dejar de fumar debe haber un aumento significativo”, dijo a este medio Cristian, encargado de un maxikiosco. Pero lejos del aumento, las intenciones de resistirse ante el tabaco parecen ser casi nulas en la mayoría de los correntinos fumadores.

Según informó la Dirección General de Promoción y Protección de la Salud a cargo de Aníbal Alegre, el porcentaje de cesación tabáquica en Capital es sumamente bajo. El profesional manifestó a “época” que de este minúsculo número de personas que intentan dejar de fumar, la mayoría es mayor de 25 años, es decir que pocos son los jóvenes que buscan ayuda a través del Programa Provincial de Control del Tabaco.

“La mayoría de los fumadores que buscan ayuda son personas mayores, es más difícil que los jóvenes intenten buscar ayudar para dejar de fumar”, expresó Alegre.

El especialista informó que actualmente el programa presta servicio en los principales centros de salud de Capital como en los hospitales Escuela y Vidal y el Instituto de Cardiología de Corrientes, donde la atención es abierta y gratuita. “Sólo hay que acercarse para recibir ayuda, cuando alguien se acerca a los hospitales inmediatamente se pone en contacto al fumador con un profesional. En esto no hay que perder el tiempo”, dijo.

Enfermedades respiratorias, cáncer, impotencia, caries y arrugas son algunos de los problemas a los que se exponen jóvenes y adultos al fumar cigarrillos. Entre las 4000 sustancias químicas que se encuentran en los cigarrillos de hoy, más de 40 producen cáncer.

Comentá la nota