Aumentó un 50 por ciento la matrícula en Maternal.

Desde el Nivel Inicial se trabaja para cubrir la demanda. Los docentes dicen que los padres no deben tomar este período escolar como si fuera una guardería.
Este año, la sección Maternal para dos y tres años de edad de los jardines de infantes de gestión pública y privada de la provincia incrementaron la matrícula de alumnos en un 50 por ciento, según datos revelados por autoridades de la Dirección General de Nivel Inicial, que depende del Consejo General de Educación.

En diálogo con EL LIBERAL, la licenciada Graciela Luna de Domínguez, titular del mencionado organismo educativo de la provincia, manifestó que si bien aún no cuentan con las estadísticas oficiales de este año, la información que manejan es que la demanda en las salas de Maternal ha crecido un 50 %.

Explicó: “La Dirección de Nivel Inicial tiene la obligación, en primer lugar, de dar cobertura a toda la demanda que exista en las salas de 5 años, luego a la de 4 años y en tercer lugar a la de Maternal, por lo tanto, se trata de dar respuestas a todas las áreas en el menor tiempo posible”. También señaló que Santiago del Estero es la provincia con mayor cobertura en las salas de 4 y 3 años a nivel país.

En un recorrido realizado por distintos jardines de infantes de la ciudad capital, se comprobó que la matrícula había sido mayor e inclusive algunos debieron poner en marcha nuevas salas. Tal es el caso del Jardín Municipal Nº 1, ubicado en Jujuy y Ejército Argentino y el jardín Padre Víctor que funciona en el barrio La Católica, Sagrado Corazón de Jesús y Payasitos ( estos últimos de gestión privada).

En tanto el jardín Medalla Milagrosa, como el Municipal Nº 2, sólo realizaron una inscripción provisoria, ya que esperan la aprobación de la apertura de nuevas salas.

Tendencia

La profesora de Nivel Inicial Vanesa Apodaca, directora del jardín de infantes “Huilén” señaló que en los últimos dos años la tendencia fue la de enviar a los niños a salas maternales, notándose este año en particular un incremento del 50%

Al consultarle sobre el porqué de esta disposición, Apodaca explicó: “Desafortunadamente, el motivo principal es porque ambos padres trabajan y por ende necesitan un lugar seguro dónde dejar a sus hijos, entonces toman al jardín maternal como si fuera una guardería. Tal es así que la mayoría solicita que el horario no sea de 9 a 12, sino de 8 a 13 e inclusive ofrecen pagar algún recargo por ese tiempo”.

“Ante esto -continuó- tratamos de hacer que los padres entiendan que el ciclo maternal no es sinónimo de guardería, ya que se enseñan los mismos contenidos que dictamos en la sala de 5 años, pero adaptada a la capacidad del niño”.

Asimismo, comentó que en la sección Maternal se trabaja con proyectos específicos, en la sala de dos años, por ejemplo, se le enseña a sentarse correctamente a la mesa, a compartir, los hábitos de saludos e higiene, como también contenidos más amplios.

“A veces, los padres creen que el pequeño vendrá a jugar y a comer durante toda la mañana y no es así, porque cumplirá una rutina de trabajo”, subrayó la docente.

Respecto de la adaptación al jardín, de los niños de 2 y 3 años, la profesional expuso que ellos tienen en claro el sentido de su asistencia.

“Los niños saben que van a poder jugar con sus compañeros, que van a pelear (ya que están en la etapa de no querer compartir sus cosas) y que vienen a aprender distintas actividades y eso es lo que también deben tener en claro sus papás”, aclaró.

Comentá la nota