El aumento del boleto no se tratará este jueves

Sería recién el 22 o el 29 del corriente. Desde hoy, lo analizan en comisión.
Aunque circularon trascendidos de que la suba del boleto de transporte urbano se trataría el próximo jueves en el Concejo Deliberante de Córdoba, varios ediles se encargaron ayer de desmentirlo. Las fechas posibles de tratamiento son el 22 o el 29 de octubre y se necesitará la mayoría simple (16 votos) para aprobar el aumento.

El estudio de costos que envió el Ejecutivo municipal al Concejo sugiere una tarifa para el cospel de 2,30 pesos. Pero la mayoría de los ediles opositores no avalará tal incremento.

El oficialismo pediría la preferencia de tratamiento para la sesión del 22 o el 29, pero sujeto a las discusiones que se iniciarán con la oposición desde hoy, cuando a las 14 empiece a analizarse el estudio de costos en la comisión de Servicios Públicos.

"Salvo que se logre consenso con los concejales, la suba del boleto pasará para las semanas posteriores", indicó el giacominista Juan Manuel Rodríguez (bloque Social por Córdoba). Admitió que la oposición "pedirá modificaciones".

"De las discusiones se podrá determinar de qué forma es posible mejorar el servicio de transporte", expresó Rodríguez, quien admitió también que si no se autoriza un aumento a 2,30 pesos el municipio deberá disponer mayores subsidios para sostener el sistema. "Si no sale del bolsillo de los usuarios del transporte, los fondos deberán salir de todos los contribuyentes", sostuvo.

Los ocho integrantes del juecista Frente Cívico no aprobarán ningún aumento tarifario. Graciela Villata se sorprendió de que se hablara de un hipotético tratamiento sobre tablas este jueves. "Harían falta los dos tercios de los concejales y no están", señaló. Y reiteró que antes de convalidar cualquier suba el intendente Daniel Giacomino "deberá gestionar más subsidios nacionales, lograr una distribución justa de los recursos, eliminar los subsidios a los diferenciales y conseguir un compromiso de las empresas para mejorar el servicio de transporte".

Por su parte, Sandra Trigo –quien se separaría del Frente Cívico por algunas desavenencias– reveló que se mantendrá con su postura de no aprobar un aumento de tarifas.

El radicalismo, en tanto, no piensa votar una suba del boleto a dos pesos. Al respecto, Olga Rista afirmó ayer: "Es una decisión del bloque".

Tampoco acompañarán un aumento las cinco vicentistas que componen el Frente Progresista. Dos de ellas, Marta Juárez y Mónica Cid, consideran que es apresurado votar una suba. "Primero queremos saber qué harán con el servicio diferencial y con los coches de las líneas que dejarán de funcionar; también hay que discutir propuestas de mejoramiento integral para el transporte y ver qué pasa con la tarjeta y con el marco regulatorio", dijeron.

El bloque Eva Duarte, cuya máxima referente es Olga Riutort, sí está dispuesto a votar a favor de una suba, aunque no a 2,30 pesos, sino a 1,80. "Con este precio del boleto los empresarios lograrán buena rentabilidad, siempre y cuando lleguen desde la Nación los siete mil pesos de subsidio por coche, además de los subsidios al gasoil". Admitió que este bloque –de cuatro integrantes– podría discutir un aumento a dos pesos "si no se toca el boleto estudiantil y el social".

El bloque Unión por Córdoba podría apoyar una suba de hasta 1,80 peso, si se eliminan el cospel y el servicio diferencial.

La situación

Tarifa propuesta. El estudio de costos enviado por el Ejecutivo municipal al Concejo Deliberante establece que la tarifa del transporte urbano debería costar 2,30 pesos, para sostener el sistema.

Tarifa posible. En decisión dividida, el Concejo podría aprobar una suba del boleto a 1,80 peso o, en el mejor de los casos, a dos pesos.

Comentá la nota