El aumento del boleto deberá pasar por audiencia pública antes de ser aprobado.

En un principio ese pedido iba a ser debatido en la sesión extraordinaria que celebrará hoy en Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia. Sin embargo, el único tema a tratarse en la sesión de esta tarde será el nuevo contrato por el servicio de recolección de residuos que comenzará a regir en marzo y que se adjudicó la empresa Clear.
Tras varias horas de idas y vueltas en el Concejo Deliberante, donde se pensaba aprobar hoy en sesión extraordinaria la suba del 50 por ciento del valor del boleto de transporte público de pasajeros, los ediles optaron por llevar la discusión a una audiencia pública, que deberá convocarse con 15 días de antelación.

La requisitoria de la concesionaria Patagonia Argentina de readecuar la actual tarifa de 1 peso es de larga data. En diciembre ya se dio a conocer la pretensión de la empresa de llevar el boleto a 2,30 pesos, pero era impensado que el tema demandaría una sesión extraordinaria tres días antes del comienzo del período ordinario y con un plazo de 48 horas para que los concejales estudiaran las más de 800 fojas que constituyen el informe de readecuación de costos.

Así, mientras en horas del martes último el tema del boleto aún constituía un debate a futuro, el miércoles se realizó una intensa reunión de bloque oficialista del justicialismo con los secretarios de Gobierno Guillermo Almirón; de Hacienda, Alejandro Jones; y de Gestión Territorial, Ricardo Trovant para acordar posiciones respecto al proyecto de ordenanza del Ejecutivo que propicia el incremento del 50% en la tarifa, para llevar el boleto mínimo a 1,50 pesos.

Por esas horas el resto de los concejales carecían de información alguna y contaban como único dato que en menos de 48 horas, es decir hoy, el tema sería definido en sesión extraordinaria. Llegó entonces la mañana de ayer, donde se esperaba una reunión plenaria a las 9 de la mañana para que los tres cuerpos de representación parlamentaria conocieran los detalles del estudio de costos que sustenta la nueva tarifa.

Sin embargo, daban las 3 de la tarde y tanto los concejales del radicalismo como las del Provech (Proyección Vecinal Chubut) seguían aguardando el plenario que levaba seis horas de retraso. Y contaban como única información el proyecto de ordenanza, algunos correos electrónicos de los secretarios municipales de injerencia en el tema y una nota que indicaba que el estudio de costos y análisis de libros y balances de la empresa había sido llevado a cabo por un contador público independiente, aunque sin precisar los datos del profesional y sin adjuntar el informe en cuestión.

Ya en horas de la mañana el bloque UCR en la voz de Jorge Camarda había adelantado que el tema no podía ser abordado en recinto, sustentando tal posición en el esquema contractual de la concesión, que de acuerdo a Camarda establece mediante la referencia a la ordenanza Nº 7034 que sin audiencia pública previa a la actualización de tarifas, la misma es nula de nulidad absoluta, y en ese sentido fundamentó que tal posición sería llevada a la sesión.

En este contexto, los pasillos del Concejo se transformaron literalmente en una mesa de operaciones. Mientras el secretario de Hacienda permanecía reunido con el viceintendente y presidente del cuerpo Sergio Bohe, Guillermo Almirón entraba y salía de los despachos de otros ediles justicialistas, que permanecían a puertas cerradas sin hacer declaraciones respecto al tratamiento o no en la sesión de hoy. Sólo el edil Juan Maldonado y luego de algunas insistencias periodísticas señaló que por esas horas el bloque oficialista interpretaba que al no estar estipulada la obligatoriedad de la audiencia pública en la Carta Orgánica, no se consideraba atendible el reclamo de la oposición.

A todo ello el debate tomaba ribetes de mera interpretación respecto de si debía primar la Carta Orgánica o un compromiso contractual firmado con casi ocho años de posteridad a la norma máxima, que sí incluía la requisitoria de audiencia pública. Y como si la confusión fuera breve, el cuerpo carece de un asesor letrado que arroje luz sobre las leyes y su aplicación, ya que el mismo se encuentra de licencia hasta el inicio del período ordinario de sesiones, la semana entrante.

Finalmente, la reunión plenaria pudo llevarse a cabo con varias horas de dilación, y los concejales concluyeron que la nueva tarifa del servicio público de pasajeros deberá atravesar la instancia de audiencia pública, que tendrá que ser convocada con quince días de antelación.

Desde el bloque oficialista se informó que ese arco político solicitó más tiempo para avanzar en el análisis de la documentación y todas las variables que intervienen en la conformación del nuevo boleto, por lo que la audiencia será convocada con la mayor celeridad posible para escuchar a los ciudadanos y aunar criterios de análisis bajo la línea directriz de que el cuerpo, como Estado, debe encaminarse en el sentido de una tarifa social.

SOLO LA BASURA

Así las cosas, en la sesión extraordinaria prevista para las 12:30 de hoy, el cuerpo ratificará el contrato por el servicio de recolección de residuos, que ya ha superado las instancias de doble lectura y audiencia pública en relación a los pliegos de concesión y también el estudio letrado y del Tribunal de Cuentas municipal, por lo que no habrá mayores discusiones al respecto.

Tal ratificación trae aparejada la implementación de la nueva tasa de higiene urbana, cuya debatida readecuación a lo largo del año fue sustentada en el criterio de que el municipio dejaría de subsidiar el servicio dado que el aumento representaría el prorrateo total por parte de los usuarios.

Sin embargo, el contrato supera en más de un millón de pesos el presupuesto oficial, por lo que de todas maneras será necesaria la erogación de las arcas municipales para absorber la totalidad del costo. Al término de esa sesión, a las 14:30, se prevé dar inicio a la sesión preparatoria del periodo ordinario de sesiones 2009.

Comentá la nota