El aumento de asignaciones divide las aguas entre los empleados del Municipio

Un nuevo escenario de discusión se abre en torno al incremento de asignaciones, es que dentro del ámbito del Municipio, el 33 % de aumento por hijo, ha contribuido a agrandar la brecha, entre los empleados que tienen hijos y los que no los tienen. Río Grande paga las cargas asignaciones más altas del país a partir de este año, lo que ha generado que en el 2009 no se hayan acordado aumento para la totalidad del personal. Hoy se reúne el Ejecutivo con ATE.
RIO GRANDE.- El anuncio realizado por la presidenta de la Nación respecto al aumento de las asignaciones en un 33%, impactó de manera disimila al resto del país, en el Municipio de Río Grande, es que este último es la comuna que mayores asignaciones en toda la Argentina.

De acuerdo a las proyecciones realizadas por el área económica del Municipio, por hijo deberían percibir, si no se judicializa el acta realizada oportunamente, alrededor de 780 pesos. El aumento en sí implica 400 mil pesos mensuales y una erogación anual de cinco millones de pesos.

Es decir el equivalente a un aumento de cien pesos al básico de todos los empleados municipales, o un incremento del 5%. Obviamente este beneficia a más del 50% de los empleados del Municipio, pero también hace abortar las negociaciones que llevaban adelante los gremios municipales para llegar a un aumento salarial antes de fin de año.

Oportunamente, al momento de sucederse el anuncio nacional de incremento de asignaciones, el Secretario de finanzas del Municipio aseguró que "se entorpece cualquier tipo de avance o mejora salarial futura".

No obstante se remitió al acta acuerdo realizada con ASOEM en cuanto al importe mínimo de las asignaciones y su posterior interpretación por el Ministerio de Trabajo de quien en ese momento era funcionario y volvió a su puesto de empleado municipal, que tomó lo acordado como una actualización automática

La medida que impactará significativamente en las finanzas municipales radica en una interpretación de un funcionario del Ministerio de Trabajo que actualmente es empleado municipal quien asumió un acta acuerdo entre ASOEM y el Municipio para cualquier actualización de las asignaciones, las cuales deberán implementarse de manera automática, situación que ni siquiera había sido acordada ni pedida por el gremio.

Reunión con ATE

Toda esta situación ha generado un marcado malestar en los empleados municipales que no tienen hijos o tienen uno solo, ya que los incrementos en las asignaciones agrandan cada vez más la brecha salarial entre los mismos empleados incluso de las mismas áreas.

Con este marco y con las quejas, por parte de estos empleados, se llevará a cabo hoy un importante encuentro entre las autoridades del Ejecutivo y representantes gremiales de ATE que siguen buscando un aumento salarial o la incorporación al básico de los 300 pesos de suma fija al igual que ingreso a planta de personal contratado, situaciones que no se dan por la cuestión ligada las abultadas asignaciones por hijo.

Con este marco aún no hay definiciones respecto al pago este mes de las sumas en discusión y estiman podrían haber novedades en las próximas horas.

Comentá la nota