Aumentó un 20 % el aporte de los empresarios a la COVIAR.

La medida comenzará a regir desde ahora; es para la promoción interna y externa del vino.
En la última reunión de su directorio y con todos los protagonistas vitivinícolas en torno a la mesa multi-sectorial, la COVIAR aprobó un aumento del 20% en la alícuota del aporte obligatorio que la industria hace para la financiación del Plan Estratégico Vitivinícola (PEVI). Este último está básicamente centrado en la promoción del consumo, tanto en el mercado interno como en la demanda exportadora.

La medida venía discutiéndose desde los últimos encuentros de la Corporación y actualiza los valores del aporte financiero de bodegueros y comercializadores (están exceptuados los viñateros que venden su uva) para el período 2009-2010 y se descontará proporcionalmente en ambas temporadas.

Para las temporadas 2007-2008 la actualización del aporte había sido del 15%. El último aumento apunta básicamente a actualizar los recursos del fondo que la entidad aplica desde su creación -en 2004- a la financiación de las campañas de promoción en el mercado interno y en el sustento de Wines of Argentine, la unidad ejecutora de la difusión del vino argentino en todas las vidrieras internacionales, básicamente en Estados Unidos, Inglaterra, Norte de Europa, Brasil y México.

Cabe acotar que en los mensajes de la última fiesta de la Vendimia, la COVIAR exaltó un aporte de alrededor de 60 millones de pesos sumados por la industria bodeguera en estos 5 años del sector a la financiación de su propia política estratégica, tanto en promoción del consumo, con la representación institucional, la investigación, la integración de los 8.000 o 9.000 productores pequeños y no integrados al negocio vitivinícola.

La discusión y la aprobación del aumento se había mantenido acotado a la mesa vitivinícola -en la que están representadas las cámaras de viñateros, bodegueros, cooperativistas, trasladistas, los representantes de los gobiernos del oeste vitivinícola y los organismos técnicos, como INTA, INV, etc- y ayer fue confirmado en San Juan por Angel Leotta, de la Cámara Vitivinícola.

El último encuentro de la COVIAR tuvo contornos complejos para la industria. Es que además de tener que asumir el aumento del aporte institucional, la Corporación trató también las demandas salariales formuladas por las agrupaciones sindicales que integran a los trabajadores de viñas y bodegas, quienes piden un incremento salarial de $350 mensuales para ambas categorías. Se sumó la liquidación de la gamela utilizada durante esta cosecha que ya expira y por la que los gremios piden $1,30 por tacho de uva común cosechado. Sobre la mesa corporativa estuvo también el análisis de la situación integral del sector, como evolución de la demanda -interna y de exportaciones- que siguen evidenciando bajas impulsadas por la crisis mundial; el aumento de los costos de la energía industrial y los planteos formulados por la COVIAR al gobierno nacional ante la crisis. La inminencia de la liquidación de los primeros giros del Banco Interamericano de Desarrollo que ha otorgado un crédito de 50 millones de dólares para el desarrollo del sector estuvo también el lunes en la mesa.

Comentá la nota