Aumento del agua: proponen que la provincia abandone la tarifa plana

Alberto Muñoz, director del Ente, opinó que deben plantearse esquemas escalonados según criterios de solidaridad, para que no pague lo mismo el usuario del country que el del Fonavi. Dijo que la ecuación debe contemplar precio y calidad.
El nuevo aumento de casi un veinte por ciento para el agua potable desató otra discusión sobre qué tipo de tarifa debería tener la provincia. Después de que el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, precisara ayer que esperan aplicar en el primer trimestre de 2010 esta nueva suba, el director del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), Alberto Muñoz, consideró que Santa Fe debería abandonar la actual tarifa plana.

"Estoy convencido de que el agua tiene que ser un derecho humano, y en función de eso, tenemos que buscar criterios para la elaboración de las tarifas. Uno de ellos es la solidaridad; aquel que tiene posibilidad económica de solventar el gasto operativo debe hacerlo, si no, se da la paradoja de que se subsidia por igual a quien vive en un country o un Fonavi", expresó.

Sin ingresar al debate de si es pertinente o no el aumento, Muñoz dijo a El Litoral que sería interesante "discutir un sistema de escalonamiento" para distribuir las cargas según criterios más solidarios. "Hay usuarios que siempre han tenido agua y cloacas y nunca pagaron la obra porque las hizo el Estado a principios de siglo. Entonces estamos hablando de una ecuación, donde precio y calidad están íntimamente ligados. Es como cuando uno compra una camisa; si es más cara o más barata, dependerá de la calidad que tenga", ejemplificó.

En el mismo sentido, habló del estado de las cañerías. "Tenemos redes de más de cincuenta y hasta cien años, que obviamente se pinchan. Entonces, es necesario empezar a pensar que detrás de nosotros vienen otras generaciones", planteó.

Comentá la nota