Aumento del agua: la audiencia pública será el 28 de noviembre

Se trata de la primera etapa del reajuste del 180% solicitado por la empresa para poder funcionar sin ser subsidiada. En diciembre ya se podría aplicar el aumento.
El viernes 28 de noviembre se realizará la audiencia pública convocada por el ENRE para discutir el incremento del 40% en la tarifa del agua potable, solicitado por la empresa de mayoría estatal, Aguas de Catamarca para una primera etapa.

Así lo confirmó el presidente del directorio del ENRE, Luis Lobo Vergara, quien anticipó que en los próximos días saldrá la convocatoria pública para que todos los usuarios o entidades interesados en participar de la audiencia puedan conocer las pretensiones de la empresa y en función de ello realizar sus observaciones. También estimó que en los 15 días siguientes a la concreción de la audiencia, el ENRE ya tendrá una decisión final sobre el aumento que, por tanto, podría aplicarse desde diciembre.

El aumento del 40% que se discutirá en esta audiencia tiene que ver con la primera etapa de un incremento del servicio del 180% para los próximos cinco años, que fue planteado por la empresa en el marco del análisis de situación tarifaria y solicitud de adecuación tarifaria que presentó al ENRE.

Lobo Vergara explicó que "el estudio que presenta Aguas de Catamarca se realizó en función de la realidad actual, y no significa que eso necesariamente vaya a suceder". En ese sentido, remarcó que "ahora piden un aumento del 40%, cuya razonabilidad se discutirá en la audiencia pública, más allá de que hayan expresado un número mucho mayor en la documentación que acompaña el pedido". Desde el ENRE no descartaron la posibilidad de que, más adelante, la empresa reclame una nueva suba tarifaria, pero aclararon que, en tal caso, habrá que convocar a otra audiencia pública.

EL ANCASTI informó ayer sobre el pedido de ajuste tarifario del 180% para el próximo quinquenio presentado por Aguas de Catamarca. Ese aumento le permitiría, según las previsiones del estudio, recaudar 26 millones de pesos anuales. Pero como el incremento se haría en forma gradual -comenzando con un 40% en una primera etapa- permitiría en un futuro próximo sumar ingresos por 9 millones, mientras que la diferencia para completar los 26 millones que requieren para funcionar sería subsidiada por la Provincia.

Teniendo en cuenta que el 180% de ajuste es una proyección a cinco años, el funcionario del ENRE señaló que no es posible saber si las condiciones económicas y políticas serán las mismas y, por tanto, si será necesario ese reajuste. De todos modos se mostró optimista con que la conclusión de la obra del acueducto Pirquitas-Capital -que se prevé para fines de 2009- disminuya los costos de la empresa, que para entonces no tendrá que extraer agua subterránea, con el consumo energéticos que eso implica.

El funcionario admitió la situación deficitaria de la empresa, que requiere del auxilio estatal para funcionar, pero remarcó que se trata de "una decisión que tomó el Gobierno de la Provincia, de hacer un esfuerzo para que los catamarqueños tengan un servicio barato". También señaló que la asunción de parte de los costos de los servicios públicos de parte del Estado es una tendencia que, en mayor o menor medida, está aplicándose en toda Latinoamérica.

Comentá la nota