El aumento de la luz afectará a 40.000 usuarios residenciales y llegará hasta el 130%

La subsecretaria de Servicios Públicos, ratificó esta mañana la caída de los subsidios nacionales por lo que aquellos consumidores de más de 1.000 kWh tendrán una suba de 30%, los de 1.400 hasta 2.800 kWh un incremento del 60% y del 130% para quienes consumen en sus casas más de 2.800kWh.
Luego de que Mendoza quedara, por ahora exceptuada del aumento del gas, a la espera de una resolución de la Justicia Federal, el Gobierno salió a explicar esta mañana que no ocurrirá lo mismo con la tarifa de la electricidad para los grandes usuarios domiciliarios.

De esta manera, la subsecretaria de Servicios Públicos, Patricia Martínez, ratificó esta mañana la caída de los subsidios nacionales por lo que aquellos consumidores mendocinos de más de 1.000 kWh tendrán una suba de 30%, los de 1.400 hasta 2.800 kWh un incremento del 60% y del 130% para quienes consumen en sus casas más de 2.800kWh, la cual comenzará a regir a partir del primero de octubre.

Así las cosas, se trata de una mala noticia en puerta para los consumidores domiciliarios, que hacen un uso superior permanente y no tan racional de la energía (suelen tener más de un aire acondicionado, calefacción eléctrica y hasta sistemas de refrigeración e informáticos de última generación). Más allá de estas especificaciones y características de los hogares, la realidad es que cada vez más familias mendocinas optan por los artefactos eléctricos para obtener mayor confort. Por eso, las opciones son dos: afrontar el consecuente incremento que les mostrará sus próximas facturas o bien comenzar a hacer un uso más racional del servicio.

Asimismo, la funcionaria anunció que no va a haber aumento en el costo de abastecimiento (energía y potencia) para la industria y el comercio.

Comentá la nota