Aumentaron las consultas por quemaduras

Comparado con navidad.
Lamentablemente, no todas las noticias de este nuevo año traen consigo aspectos positivos, sino que debe destacarse un importante aumento en los niveles de consulta y atención médica en pacientes (en su mayoría menores) que debieron ser hospitalizados como consecuencia del mal uso de los artefactos pirotécnicos.

De esta manera, la guardia del Hospital del Niño Jesús se vio abarrotada en las primeras horas de 2010, dada la gran cantidad de infantes que presentaban diversas lesiones ocasionadas por la explosión de fuegos de artificios y demás inconvenientes.

Raúl Raya, cirujano pediatra que se desempeña en dicho nosocomio (M.P. 5085) recalcó que se manifestó una suba considerable de afectados con respecto a lo acontecido para Navidad: "Hubo muchas más consultas, principalmente por politraumatismos y quemaduras de no tanta intensidad".

Números para arriba

Al referirse en términos cuantitativos, el galeno puntualizó que se registraron 476 pacientes atendidos, 13 presentaban afecciones de politraumatismos, mientras que ocho chicos se encontraban con un diagnóstico propio de las quemaduras con petardos. De todas las personas asistidas, sólo seis quedaban en internación para realizarles un chequeo permanente, pero ninguno de ellos revestía mayor gravedad.

"En general, lo que se dio mucho fueron consultas por accidentes de tránsito, quemaduras en miembros superiores y traumatismos oculares por pirotecnia y corchos de sidra", señaló Raya.

Finalmente, resaltó que las consultas de ayer se asemejan a años anteriores. "Lo de Navidad fue atípico por la lluvia caída".

Comentá la nota