Aumentarían los sueldos a concejales pero los ediles podrían desestimar la medida

Se modificó un artículo de la Ley Orgánica de las Municipalidades para que se compute la antigüedad de los legisladores, lo que reportaría importantes incrementos en los sueldos. En el HCD hay una fuerte oposición a la norma, mientras que desde la Cámara baja provincial deslizaron que el proyecto lo avaló el vicegobernador, Alberto Balestrini.
DE LA REDACCION. Fue promulgada una norma que incorpora a los sueldos de los concejales el cobro de la antigüedad en cargos públicos. La medida modifica un artículo de la Ley Orgánica de las Municipalidades (LOM), y permite que los ediles incrementen sus dietas al tener en cuenta los años que hayan estado ejerciendo cargos en el Estado, tanto en el Municipio como en la Provincia o en la Nación. Los legisladores locales, de distintos bloques políticos, dialogaron con LA OPINION y se mostraron en contra de la normativa por considerarla “inoportuna”.

Una destacada fuente de la Cámara de Diputados de la provincia informó a este medio que el proyecto fue impulsado por Senadores, y avalado por el vicegobernador Alberto Balestrini, el ex intendente de La Matanza con importante influencia en el Conurbano bonaerense.

El mismo funcionario de la Cámara baja provincial explicó que aumentarse o no los sueldos es una decisión de los concejales ya que “son ellos los que deberán adherir a la medida, si están de acuerdo, a través de una ordenanza”.

El presidente del Concejo Deliberante, Fernando Escobar, calificó la medida como “una locura”. Luego expresó: “No lo comparto para nada porque me parece que en épocas como estas, en que hay una desactualización salarial importante, hay un problema de empleo, agregarle un costo adicional al bolsillo de la gente, que en definitiva es la que paga los impuestos, para que el sector público pueda tener incrementos en las dietas, no me parece bien, no lo comparto”.

Escobar también realizó consideraciones sobre la ley: “En realidad, si es una ley provincial, la única forma de derogarla sería mediante otra ley o por un decreto de la Gobernación, pero es un ámbito distinto del ámbito municipal. Obviamente cada concejal o cada funcionario puede tener la libertad de adherir o no; en lo personal estoy en contra de los fundamentos de la ley, o sea que no me voy a adherir a una cosa con la que estoy en contra y no la comparto para nada”, concluyó.

Hecha la ley…

La norma que impulsó el Senado de la provincia modifica el artículo 92 de la LOM y si bien fue votada en noviembre por la Cámara alta, los diputados la refrendaron casi a fin de año y entró en vigencia luego de que la firmara el gobernador Daniel Scioli durante los primeros días de enero, cuando fue publicada en el Boletín Oficial.

Los ediles de la ciudad, en su mayoría, desconocían la norma y aún no había llegado a sus oficinas, pero en el transcurso del año deberán dialogar al respecto, ya que tienen la posibilidad de adherir a ella e incorporar a sus sueldos un monto de dinero en concepto de antigüedad (hay concejales que están desde la década del 80 en funciones públicas) o rechazarla.

El concejal de la Unión Cívica Radical Sergio Bocanera explicó que “los aumentos anteriores que se le dieron a la administración pública, el Concejo Deliberante los rechazó, es decir, los concejales durante 2008 no tuvimos aumento y los hemos rechazado varias veces. Nos manejamos con un criterio austero. Mi primer análisis es que una dieta no debe tener antigüedad, porque son funciones móviles y políticas. Veo mal que se incorpore a las dietas de funcionarios o de concejales la antigüedad en los cargos públicos. Me parece, en principio, sin haber tomado contacto con la ley, que no es útil esa legislación”.

Por su parte, la edil de Encuentro por la Democracia y la Equidad (EDE), Laura Clark consideró que “no es el momento de lanzar este tipo de medidas, que ponen en cuestionamiento a los que desempeñan cargos políticos, porque estamos en un pico de descreimiento y desconfianza absoluto por parte de los ciudadanos. Cualquier tipo de medida o de proyecto que se refiera a la dieta de cualquier funcionario va a ser cuestionado por la ciudadanía y no es el momento de promulgarla, hay mucho trabajo por hacer”.

Más rechazo

Otros concejales se manifestaron en contra de la modificación a la LOM realizada por la Provincia de manera inconsulta. El edil Marcelo Pacífico, presidente del bloque Diálogo Pergaminense, opinó que “no es un momento para que los sectores que tenemos representación popular nos aumentemos. La verdad que preferiría conocer qué dice la ley para saber si es obligatorio. En un momento en que todo el mundo debe achicar su presupuesto, en que toda familia, toda empresa, debe limitar sus gastos, me parece inoportuno e innecesario reconocer antigüedad en cargos que son electivos y por mandatos breves”.

Por su parte, el concejal Horacio Padula, presidente del bloque del Frente para la Victoria (FPV), explicó: “No he visto la norma aún pero ayer me la comentaron. Hay que ver qué carácter tiene, si es de aplicación obligatoria o no. Supongo que no porque en lo que hace a la dieta de los concejales, la Ley establece parámetros que deben tomarse como máximos”, y coincidió con lo que dijeron otros aludidos, al expresar que “es una decisión del cuerpo aumentar o disminuir los salarios. Por ahora no la veo viable, no me parece oportuna esta medida”.

Otro edil que dialogó con LA OPINION fue Gabriel Cairat, de Hacer Por Buenos Aires, que aportó a la discusión que “no parece razonable que a la dieta se le dé el tratamiento de una remuneración como si se trabajara en relación de dependencia. Pero mas allá de esto, los concejales tenemos la posibilidad de definirnos dietas por debajo de lo establecido por la LOM, porque lo que estipula la Ley es un valor máximo y podríamos en cualquier momento definirlo hacia abajo”, finalizó.

Comentá la nota