Aumentan las tasas y se eliminan exenciones.

Vicente López vivió ayer otra jornada de intensa actividad en el deliberativo local, donde sesionó por la mañana y por la tarde, aprobaron mas de 200 proyectos y el aumento preanunciado, con escasa participación de vecinos.
Con 203 expedientes en el orden del día, se destacaron de entre el cúmulo de iniciativas la homologación del acuerdo para construir un paso bajo nivel en el FFCC mitre de TBA, la renovación de decenas de permisos para remises con antigüedad mayor a la permitida y se condonaron deudas y multas a decenas de contribuyentes morosos.

También se destacó del orden del día la derogación de las ordenanzas que prohibían la modificación de usos del predio propiedad del gobierno Nacional destinado al Batallón 601, iniciando un camino resistido por sectores de la comunidad, tendiente a desmembrar la última reserva urbana de Vicente López, que consta de 120 hectáreas, persiguiendo un meganegocio inmobiliario que fue denunciado en reiteradas oportunidades, por atentar contra la “calidad de vida de los vecinos” ya que es la última oportunidad de “subsanar el déficit de espacios verdes públicos de acuerdo a los indicadores de la OMS” tal como lo indicara el Concejal Luis Parodi de la Coalición Cívica.

En definitiva, rechazando el despacho de la minoría, el HCD aprobó el proyecto “Derogando las Ordenanzas 12.708, 16.300 y 20.663; homologando el Acta Acuerdo suscripta entre la Municipalidad de Vte. López y el Estado Nacional Argentino y autorizando al DE a recepcionar y aprobar el visado catastral de la nueva mensura y subdivisión del inmueble conocido como ex Batallón de Villa Martelli.”

Por la tarde, se reunió la Asamblea de mayores contribuyentes sesionando para modificar la ordenanza fiscal, logrando los votos necesarios para autorizar un nuevo aumento de tasas de ABL en Vicente López, creando nuevas tasas y eliminando exenciones tributarias para el comercio y la industria radicado en este municipio de la zona norte.

Con argumentos de la oposición y el oficialismo contrapuestos, finalmente lograron los votos necesarios para avalar el pedido del intendente de lograr mayores recursos que engrosen los mas de 380 millones de pesos que Vicente López gasta anualmente, aunque los nuevos ingresos no figuran en el calculo de recursos y presupuesto 2009, ya que a pesar de haber sido aprobado en diciembre pasado, la necesidad de mayores fondos para gastos, parece “relacionada con el año electoral” como explicaron desde la oposición en el recinto, y con la necesidad de fondos a raíz de “mas de 250 nuevos empleados mensualizados incorporados a la planta de personal municipal” tal como ilustró Parodi.

Una notoria anomalía rayana con la ilegalidad fue la incorporación a asamblea de dos nuevas tasas no incluídas en el temario propuesto en la sesión preparatoria: Una tasa por el uso del centro de convenciones que el empresario Carlos De Narváez construyó en inmediaciones de Carrefour, como parte de las contraprestaciones a cambio de excepciones negociadas para autorizar la construcción del Shopping, en terrenos municipales y provinciales adosados al predio de la ex Bunge y Born donde funciona el Hipermercado de bandera francesa.

La otra incorporación de último momento, que tampoco tuvo tiempo de ser analizada por la asamblea, sino que fue impuesta por la mayoría oficial, fue la tasa por el uso de un vehículo destinado a ser facilitado para aquellos que quieran obtener el registro de conducir, sin tener un vehículo para hacer la prueba práctica.

En ambos casos, se creó la tasa, pero dicha tasa no surge de ninguna ordenanza que la autorice, aunque desde el oficialismo aseguraron que “en los próximos días vamos a enviar el proyecto” según dijo Gnoffo, quien respecto de la anormal incorporación de temas en la agenda de la Asamblea de Mayores contribuyentes y Concejales, no incluidos en la Ordenanza preparatoria aseguró “es perfectamente legal, ya lo hemos consultado en reiteradas oportunidades al tribunal de cuentas y se puede”.

La afirmación de Gnoffo, presidente del bloque oficialista que responde a Enrique García, fue en respuesta al planteo de legalidad del acto cuestionado por el concejal Carlos Roberto sobre ese tema en particular.

Polémica incorporación

Respecto a la creación de nuevas tasas incorporadas al tratamiento en la sesión de la Asamblea de ayer, la ley contradice lo que el concejal oficialista de García, Fabián Gnoffo afirma: El Artículo 29 faculta al deliberante a “sancionar las Ordenanzas Impositivas y la determinación de los recursos y gastos de la Municipalidad. Las Ordenanzas Impositivas que dispongan aumentos o creación de impuestos o contribuciones de mejoras, deberán ser sancionadas en la forma determinada por el artículo 193° inciso 2) (*), de la Constitución de la Provincia, a cuyo efecto se cumplirán las siguientes normas. (*) Artículo de la Constitución según reforma 1994. 1. - El respectivo proyecto que podrá ser presentado por un miembro del Concejo o por el Intendente, será girado a la Comisión correspondiente del Cuerpo. 2. - Formulado el despacho de la Comisión, el Concejo por simple mayoría sancionará una Ordenanza preparatoria que oficiará de anteproyecto, para ser considerado en la Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes. 3. - Cumplidas las normas precedentes, la antedicha Asamblea podrá sancionar la Ordenanza definitiva.”

La Ley orgánica de las municipalidades en su artículo 98° indica “Sancionada por el Concejo la ordenanza preparatoria prevista en el artículo 29, inciso 2° y cumplidas las exigencias del artículo 48, al ser aprobada la ordenanza preparatoria prevista en el artículo 47 el presidente del Concejo procederá a citar, con ocho días de anticipación, a todos los Concejales y Mayores Contribuyentes que deban constituir la asamblea, señalando fecha y acompañando copia del despacho a tratar.

Es decir que la asamblea se debe expedir sobre el contenido del despacho del cual recibieron copia, con la antelación legal necesaria para analizar el tema propuesto en la Sesión que aprobó la Ordenanza preparatoria. Incorporar nuevos temas no incluídos en el Despacho a Tratar, impide, evidentemente, el correcto ejercicio de los mayores contribuyentes, e incluso a los concejales, a votar con conocimiento.

Claro está en este caso que los grandes contribuyentes, o al menos su mayoría, ante la inacción de los ediles opositores, representaban al ejecutivo municipal, y no a “cada grupo político representado en el Concejo” como la LOM indica.

También el procedimiento adoptado por el deliberante en la sesión de ayer, a simple vista resultaría contrario al que recomienda la Ordenanza General 267 sobre los procedimientos administrativos cuyo alcance amplía hasta la instancia del Departamento Deliberativo, en particular los citados en el capítulo XV “De los Actos de Carácter General” por lo cual la duda sobre los argumentos del oficialismo, una vez más despierta dudas sobre su legitimidad, aunque, por la sola imposición de la mayoría numérica se otorgue un viso de legalidad.

Comentá la nota