Aumentan también los peajes en los accesos a la ciudad

El mismo día en que se incrementaron en las autopistas porteñas, el Ejecutivo dio luz verde para actualizar las tarifas de la Panamericana, y las autopistas del Oeste y Riccheri desde el lunes; sufrirán alzas de cerca de un 25%; las subas irán, en parte, para Ausol, empresa oficialmente intervenida tras entrar en default
El mismo día en el que los automovilistas de la ciudad de Buenos Aires comenzaron a desembolsar más dinero de sus bolsillos para movilizarse por las autopistas de ese distrito, el Gobierno autorizó aumentos, que comenzarán a regir el lunes próximo, de hasta un 25% en los accesos Norte, Oeste y la autopista Ricchieri.

A través de dos decretos publicados hoy en el Boletín Oficial se aprobó el cálculo de la incidencia por variaciones de precios operadas desde noviembre de 2007 y hasta mayo de 2009 tanto por el grupo Concesionario del Oeste Sociedad Anónima, que maneja el acceso Oeste, como para la intervenida Autopistas del Sol S.A. (Ausol), que tiene bajo su control el acceso Norte y la General Paz.

En el artículo segundo de ambas normas, se instruyó además a la dirección Nacional de Vialidad, organismo descentralizado bajo la órbita del Ministerio de Planificación Federal, a fijar los cuadros tarifarios correspondientes aplicando el cálculo de incidencia aprobado.

Desde el 10 de enero de este año hasta hoy, los conductores de motos que fueran por el acceso Oeste desde capital hasta Luján debían pagar $ 0,90. Seguirán pagando lo mismo. Los automóviles, en tanto, abonaban $ 2,60 en los horarios normales y $ 3,40 en los horarios pico. Ahora pagarán $ 3,20 y $ 4,20, respectivamente.

En tanto, en el acceso Norte las tarifas para las motos llegaban hasta $ 1,10 para las motos (Campana - Pilar). Es más entre 20 y 30 centavos más barato en las bajadas de Debenedetti, Márquez, Tigre, Camino Real, Buen Ayre, Ruta 202, Belgrano y Ruta 197. Estos vehículos seguirán pagando lo mismo.

Los autos, en tanto, pagaban hasta $ 4,50 en horario pico (sino $ 3,40) para el peaje de Pilar o Campana $ 5,60 (en horario pico) y $ 4,20 (horario no pico). Las valores de las demás bajadas oscilaban entre los $ 3 y $ 3,90, según la distancia recorridas.

En la Ricchieri se pasará de pagar $ 0,80 a $ 1,25 en la hora pico y $ 1 en la hora no pico. En la Autopista Buenos Aires - La Plata no habrá cambio de tarifas.

"El sistema de peajes de la red de Accesos a Buenos Aires -bajo jurisdicción del Gobierno Nacional- tendrá un incremento promedio del 13,6% al 14,6% según el horario de uso del servicio. Esto implica que los autos pagarán entre $ 0,20 y $ 0,80 más con tarifa normal, y $ 0,45 a $ 1,10 en las horas pico", se estimó desde Vialidad Nacional. Los aumentos máximos llegan hasta el 24,44% en el acceso Norte.

"El costo por kilómetro en la red regulada por la Nación pasará a ser de $ 0,085 por kilómetro, mientras que en el caso, por ejemplo de la ciudad de Buenos Aires administrada por AUSA, es de $ 0,279", agregaron.

"Para que el cambio de tarifa no afecte a la producción y a los trabajadores de menores ingresos, sólo se producen incrementos en los peajes de los automóviles. De este modo, no sufren ningún tipo de aumento los ómnibus, camiones y motocicletas", afirmaron. Indicaron que éstos sólo representan el 20% del total de tránsito de la red de autopistas.

"El ajuste permite adecuar la tarifa al aumento de los costos necesarios para la prestación del servicio, posibilitando equilibrar la ecuación económica- financiera", sentenció el comunicado, que indicó además que las alzas permitirán desincetivar el uso del auto y regular el flujo de tránsito en los horarios de mayor intensidad.

La intervención. El 23 de noviembre pasado Ausol, que había anunciado un default debido a una deuda acumulada de $ 1162,7 millones, fue intervenida por el Gobierno. "La intervención cumplirá las funciones de coadministración societaria y tendrá a su cargo la fiscalización y control de todos los actos de administración habitual y de disposición que pueden afectar la normal prestación del servicio público de tránsito", había establecido la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) en un comunicado.

Insólitamente, el decreto de hoy habilita una revisión del cuadro tarifario para la firma intervenida oficialmente por 120 días, lo que implícitamente admite que la empresa en mora no habría estado percibiendo los ingresos suficientes como para enfrentar su pasivo, sus gastos operativos y sus obligaciones de inversión.

Aunque las condiciones son distintas, la actitud del Gobierno gubernamental imita la elección tomada frente a la cesación de pago de Transportadora de Gas del Norte (TGN), decisión oficial que ya sufrió un revés en la Justicia.

Desde hoy, los peajes de la ciudad de Buenos Aires incrementan sus tarifas entre 15 y 25% con el objetivo de garantizar la concreción de obras viales, según indicó en su momento el gobierno porteño. Las alzas se registrarán en la bajada Alberti y en las autopistas Illia, 25 de Mayo y Perito Moreno.

Comentá la nota