Aumentan los subsidios pero dicen que colapsan los CPA

La polémica sobre el funcionamiento de la red de asistencia para los adictos en la Provincia sumó un nuevo capítulo a partir del anuncio por parte del organismo bonaerense encargado del área de la implementación de un aumento en los montos de los subsidios, consensuado con una de las organizaciones que lanzaron duras críticas en las últimas semanas.

El incremento fue acordado por el titular de la subsecretaría de Atención a las Adicciones (SADA) con representantes de la Federación de Organizaciones No Gubernamentales (Fonga), una de las entidades que lanzó críticas más duras sobre el funcionamiento de los centros bonaerenses dispuestos para la atención de este tipo de casos.

Según informaron voceros oficiales del área, en el encuentro se resolvió establecer un incremento en el monto de los subsidios destinados a solventar un tratamiento que implique la internación en una institución privada.

Acordaron incrementar en un 30 por ciento el monto máximo a cubrir por parte del Estado en las diversas modalidades de internación.

De esa manera, se establece que el tratamiento de una persona que necesite internación bajo la modalidad de Comunidad Terapéutica será subvencionado hasta un monto máximo de 2.400 pesos mensuales, unos 600 pesos más que lo que se venía abonando, de acuerdo con la información oficial.

En tanto, para los tratamientos que requieran internación en un establecimiento de salud mental y atención psiquiátrica, el monto máximo se incre-menta de 2.400 pesos mensuales a 3.200.

CPA

El incremento de fondos para la atención de adictos se produjo mientras siguen surgiendo críticas al funcionamiento de este área por parte de asociaciones de familiares de drogadepen-dientes que critican el funcionamiento de los Centros de Prevención de Adicciones (CPA), una institución que sufre varios problemas en Junín, como informó DEMOCRACIA.

En declaraciones periodísticas, miembros de organización "Madres contra el Paco" de Lomas de Zamora reclamaron a la Provincia que vuelva a poner en funcionamiento los Centros de Prevención a las Adic-ciones.

"No puede ser que los pibes estén tirados por ahí, todas las noches, y que nadie haga nada. Nosotras le pedimos a la Provincia una camioneta, para juntar a esos chicos antes de que se mueran solos, o antes de que los maten", expresaron desde la organización que nuclea a familiares de adictos a la pasta base.

"En los lugares de internación no hay comida porque no la mandan y al personal hace meses que no le pagan", agregaron.

Comentá la nota