Aumentan presiones por la coparticipación

La mayoría de los gobernadores incluyen este reclamo en la agenda que llevan a la Presidente en la ronda de diálogo. Arturo Colombi lo planteará el próximo viernes, junto a otras solicitudes específicas de la Provincia.
Las provincias argentinas preparan una batería sincronizada de reclamos sobre la insuficiencia de los niveles de coparticipación federal. El reclamo masivo será presentado en el despacho de la Presidencia de la Nación, aprovechando el marco del diálogo al que ha convocado la presidente Cristina Fernández de Kirchner.

En esta ola de reclamos Corrientes no será la excepción. Pero a esa mirada común le añadirá particularidades.

Por ejemplo, el Ministerio de Hacienda y otras dependencias del estado provincial ha venido contabilizando el retaceo de aportes que la Nación vino practicando de un tiempo a esta parte de fondos correspondientes a los excedentes de Salto Grande, al fondo nacional de la vivienda, a la caja de jubilaciones y otros.

Todo estará contenido en una prolija carpeta que este viernes el gobernador Arturo Colombi le entregará en propias manos a la Presidente.

Este panorama se oscurece ante un reciente informe del Banco Central, que advirtió que el superávit fiscal seguiría en descenso ante "el aumento de las demandas sectoriales". Añade que si la necesidad de financiamiento no se satisface a través de créditos, esto significará "una nueva quita a las provincias, y un nuevo desfinanciamiento".

Indicaba además ese informe que el sector público, al no poder emitir deuda en el mercado, seguirá siendo "un factor contractivo de la base monetaria".

RIESGOS

Este panorama pone en riesgo la financiación de las provincias, entre ellas Corrientes, que además viene sufriendo una suerte de discriminación por parte del Estado Nacional, como reiteradamente lo advirtió el ministro del área, Sergio Tressens.

De todas maneras, las finanzas públicas nacionales continúan mostrando superávit primario, aunque menor que en años anteriores.

"Una sana política expansiva -agrega el informe del BCRA-, debiera estar acompañada con financiamiento en los mercados voluntarios de crédito", que no es más que resolver las dificultades existentes en la relación con los organismos multilaterales que imposibilitan hoy acceder a estos mercados".

Este último enfoque puede implicar la opinión particular del presidente del Central, Martín Redrado, quien vería con buenos ojos la posibilidad que la Argentina vuelva a solicitar líneas crediticias al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Un informe de un diario metropolitano que sacó la cuenta que 15 provincias argentinas ya están "en rojo", destacó la situación de Corrientes de este modo: si bien pagan regularmente los sueldos, el ministro de Hacienda dijo que "no existe la más mínima posibilidad" de dar aumentos. Tenemos más coparticipación, pero los costos aumentaron y la situación fiscal está en crisis", dicen en la Gobernación.

Comentá la nota