Aumentan a 82 los que se autoevacuaron

Corresponde a pobladores de las islas entre la zona de Senillosa y Neuquén.

Hasta el 2 de junio continuará el aumento del caudal por la necesidad de las represas de largar agua para generar energía eléctrica.

Neuquén> El incremento del caudal del río Limay obligó a autoevacuarse a unas 82 personas que se trasladaron a viviendas de sus familiares ante el anegamiento de los sitios en los que residían, que se volvieron a transformar en islas. El agua del río derribó las defensas que oficiaban de acceso a las islas desde hace muchos años por lo que ahora es posible acceder a ellas mediante canoas.

A los 32 evacuados que había hasta el viernes, se sumaron ayer 52 personas más y la mayoría tenía su residencia en lo que se conoce como la isla 119 ubicada en el río Limay a la altura de China Muerta y a la que se accede desde el predio del sindicato Smata. "Quedaron aisladas unas 18 casas", informó el director Provincial de Defensa Civil, Claudio Domínguez.

La Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas había informado que se estaba erogando hasta un máximo de 1.400 metros cúbicos por segundo, aunque algunos pobladores aducen que con ese nivel el caudal no debería llegar hasta sus viviendas amén de que sostienen que el incremento es más notorio en horas nocturnas.

De la isla 119 se autoevacuaron 43 personas y quedó un grupo de diez personas. Estos pobladores se dedican fundamentalmente al trabajo de granja: cultivos y ganadería. Una treintena de colmenas fueron tapadas por el agua, lo que implicará la pérdida de los insectos para la próxima primavera. Desde Defensa Civil se indicó que no fue necesario disponer de algún sitio público donde trasladar las personas cuyas viviendas fueron anegadas, dado que prefirieron mudarse en forma temporaria a casas de familiares.

En total, en los días de crecimiento del caudal del río ya son 82 las personas que fueron autoevacuadas. En la isla 119, ayer, sólo se podía acceder en lancha o canoa, dado que el río había derribado la barrera que oficiaba también de camino de acceso al sector.

Domínguez reveló también que en la isla 120 se autoevacuaron otras cuatro personas y en la otra isla, la 121, lo hicieron cinco más. En la isla que fue la más afectada, la 119, las personas que quedaron en una de las zonas más elevadas solicitaban la ayuda de fardos de pasto para poder alimentar sus animales.

Según se indicó, la permanencia de estas personas en la isla no es reciente, lo que es evidente por el grado de terminación de las viviendas.

En la costa del río entre La Herradura y la estación de Psicultura, el río rompió las defensas y comenzó a entrar agua. Allí trabajaba Vialidad Provincial, Defensa Civil y la municipalidad de Plottier a los efectos de reestablecerla y evitar que el agua anegue otros sectores.

Hay unas 29 viviendas anegadas en la costa del río entre Neuquén y Senillosa, donde no se puede acceder y hay más de 25 que están rodeadas de agua con napas altas.

Comentá la nota