Aumenta la venta de autos en la ciudad

Con respecto al mismo período de 2010, este año se inscribió un 31,6 por ciento más de vehículos en Cipolletti. Los comerciantes destacaron el sistema crediticio como un aliado en las ventas.
Los rodados de mayor salida son aquellos pertenecientes al segmento B, es decir, rodados familiares de bajo porte.

La recuperación económica que atestigua este país en los últimos años ha repercutido en lo que a venta de automotores se refiere y, como no podía ser de otra manera, Cipolletti no es la excepción.

Comerciantes del rubro en esta ciudad manifestaron su satisfacción por las operaciones comerciales que se han realizado en los últimos dos años. En ese sentido apreciaron una mejora en esta última temporada con respecto a la anterior, tanto en la venta de 0 kilómetros como de vehículos usados.

La alta demanda es acompañada, a su vez, por un dinamismo inusitado en la industria automotriz, que continúa su curva ascendente en los últimos años en el país.

En Cipolletti las concesionarias de vehículos están de parabienes, aunque, en algunos casos, padecen la desventaja competitiva de grandes comerciantes de la vecina ciudad de Neuquén.

A pesar de esto, según datos oficiales, las inscripciones de vehículos en la ciudad aumentaron un 31,6% con respecto al año pasado. Hasta mitad del mes de septiembre había 2.000 automóviles inscriptos, superando ampliamente los 1.519 de igual período de 2010.

En cuanto a la provincia de Río Negro, desde la Asociación de Concesionarios de de Automotores de la República Argentina (ACARA), indicaron la cantidad de patentamientos en ese año aumentó alrededor del 32% con respecto al 2010, percibiéndose un porcentaje similar en esta ciudad.

Pero en esta ciudad la mayor salida en el mercado es el de autos usados, principalmente aquellos modelos que van desde el 2005 hasta 2010, según manifestaron en distintos comercios del sector.

Los vehículos más elegidos

Entre los rodados de mayores ventas se encuentran los vehículos del segmento B, es decir aquellos familiares cuyo valor fluctúa entre los 60.000 y los 100.000 pesos. Entre ellos las vedettes de ésta época siguen siendo, como en años anteriores, los Chevrolet Corsa y los Volkswagen Gol. Mientras que los vehículos que también tienen una gran preferencia entre los cipoleños son las camionetas utilitarias.

Además, otro de los vehículos que tienen un gran nivel de ventas, ya a un precio más elevado que el segmento anterior, son las camionetas doble cabina, de muy común uso cotidiano en la región. “Cuando entra una camioneta modelo 2005, 2006 ó 2007 sabés que es una venta segura. En menos de una semana te la sacan de la mano; son los rodados de mayor salida, principalmente las Chevrolet, Toyota y Ford”, indicó un vendedor de un centro de ventas de automotores.

A pesar de la buena temporada en lo que a ventas se refiere, los comerciantes no dudaron en manifestar su disconformidad con la burocracia rionegrina por el alto costo de los patentamientos.

“En ese sentido estamos en desventaja con respecto a Neuquén, lo que repercute negativamente en nuestra actividad. Si cruzas el puente tenés ciertas ventajas, como seis meses de bonificación y una patente más barata, lo que hace que muchas personas que viven en Río Negro terminan por patentar sus vehículos en otra provincia”.

A todo esto, otra de las desventajas es el pago del sellado, que en esta provincia implica el uno por ciento del costo total del rodado, cuando en Neuquén es menor.

"La financiación es determinante"

Los comerciantes del sector automotor de Cipolletti aseguraron que el aumento de las ventas se debe fundamentalmente a las "facilidades crediticias".

Uno de los motivos que los vendedores de automóviles cipoleños destacan como decisivos a la hora de conseguir una venta es la financiación. En este sentido cumple un rol fundamental el sistema financiero y su estabilidad.

“Si los bancos deciden, de un día para otro, no dar más créditos este negocio entrará en un grave crisis. Las ventas bajarían en un 70% teniendo graves consecuencias en el mercado en general”, manifestó Héctor, un comerciante de la ciudad.

Esto es algo que no es menor y depende, en gran medida, de voluntades políticas y la situación macroeconómica del país.

Por su parte, Jorge Jáuregui, dueño de una importante concesionaria, aseguró que “la venta, tanto de 0 kilómetros como usados, aumentó en un porcentaje bastante apreciable en el último año. El motivo principal de esta situación se debe a la gran alternativa crediticia para acceder, principalmente, a vehículos del segmento B”.

"Hoy una persona puede tener un 0 kilómetro a 60 meses, con cuotas fijas, lo que permite a una familia de recursos medios tener un bien que de otra manera sería imposible, principalmente por la escalada de precios que se percibe en la actualidad", destacaron desde una reconocida concesionaria cipoleña, destacando el actual sistema crediticio.

Coment� la nota