Aumenta la tensión por el reclamo de los municipales

Finalmente no ingresó ayer al Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia el pedido de sesión extraordinaria para que el cuerpo se expida respecto al proyecto del Ejecutivo de otorgar un incremento salarial del 5% a los empleados municipales, aunque se da por descontado que sucederá hoy, en función del plazo previo de 48 horas que requiere el llamado. Además, el Ejecutivo pretende su tratamiento antes de que finalice agosto.

El bloque justicialista de concejales estuvo reunido durante varias horas en la mañana de ayer para tratar el tema del incremento salarial a los empleados municipales. Y aunque no trascendieron comentarios oficiales, se sabe que la bancada de la mayoría -entre cuyas filas de ediles se cuentan empleados municipales como el caso de Gustavo Reyes y Adriana Casanova- no logra el consenso interno en torno a la readecuación salarial planteada.

A eso hay que añadir que ya se conoce el voto negativo de los dos concejales del radicalismo, Gustavo Borracer y Jorge Camarda, y el de la integrante del Provech, Ercira Paredes, que se suman a las al menos tres oposiciones internas que registra el arco mayoritario. Ello derivaría en la estrategia de la abstención en el recinto de estos últimos casos y habría que ver si sus posiciones no incidirían en una votación a la que le basta la mayoría simple para ser aprobada.

GREMIOS MOVILIZADOS

Como condimento extra, los gremios del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (SOEM) y Asociación del Personal Jerárquico (APJ), presentaron ayer un escrito ante el cuerpo de representantes, donde se plantea la nulidad del tratamiento legislativo de un proyecto salarial que no fue refrendado por los sindicatos. Hay que recordar que los gremios reclaman un aumento del orden del 20% y el Ejecutivo argumenta que el actual estado presupuestario de la comuna sólo permite ofrecer un 5%.

"Los concejales deben respetar lo establecido en el estatuto y en la carta orgánica municipal, donde las cuestiones que incluyen a los empleados municipales, inclusive la discusión salarial a partir de una paritaria, debe tener el acuerdo de los gremios, que en este caso no es así. Entonces les pedimos que respeten lo establecido por las ordenanzas aprobadas dentro de ese recinto" resaltó el titular de los jerárquicos Alfredo Prior.

La nota, ingresada a las 13 de ayer, ameritó una reunión cerrada entre el jefe de la mayoría, Juan Maldonado, el concejal Gustavo Reyes --uno de los que más experiencia administrativa tiene, dado que se desempeñó varios años como empleado legislativo-- y el asesor letrado del Concejo, Miguel Hernández, aunque tampoco trascendió una respuesta oficial.

"Espero que a la lectura de la nota nos convoquen para ampliar un poco más lo que planteamos" dijo Prior, que reiteró: "así como están las cosas vamos a un conflicto muy fuerte y no queremos ser responsables de las consecuencias que van a traer todas estas cuestiones, independientemente de las medidas de fuerza, pero si me voy a poner al frente de una lucha que va a marcar una bisagra en cuanto a la relación con esta gestión".

Los gremios permanecían reunidos al cierre de esta edición para definir los pasos a seguir, entre los que ya se confirmó la movilización desde el hall municipal hacia el Concejo a partir de las 10 del viernes, jornada en que el cuerpo daría tratamiento al proyecto, mientras que al término de esa sesión, y sobre la base a sus resultados decidirán si van al paro por tiempo indeterminado, señaló Raúl Montenegro, gremialista del SOEM.

Tampoco se descarta otra movilización previa, también mañana a las 10.

Comentá la nota