Aumenta la presión sobre el dólar

La sostenida demanda hizo subir otra vez su precio mayorista, pese a fuertes ventas de toda la banca oficial
La cotización del dólar volvió a subir en la plaza local, aunque el aumento pasó inadvertido para el público. El precio para la venta minorista del billete cerró estable en $ 3,65, aunque tras haber mostrado un pico de $ 3,66 en numerosos bancos y agencias cambiarias del microcentro porteño. Pero en las operaciones mayoristas las ventas de la divisa se pactaron a $ 3,638 por unidad, seis milésimas de peso arriba del viernes pasado.

La tendencia alcista de esta divisa en la plaza local volvió a mostrar que la economía doméstica debe lidiar con el peligroso virus de la incertidumbre cambiaria por la carencia estacional de divisas comerciales que el país sufre, básicamente, "por la caída en la cosecha de trigo y la reducción a menos de una quinta parte de los saldos exportables", señaló ayer un informe del Estudio Bein & Asociados.

Esa situación no hizo mella en los meses precedentes porque las importaciones habían caído más que las exportaciones. Pero "en las últimas dos semanas, con el arranque de la actividad económica, vino una tendencia a la normalización en las importaciones, que está generando una mayor presión sobre el mercado del dólar, la que seguirá hasta que no aparezcan las divisas generadas por las cosechas de maíz y soja, cuya baja sería significativamente menor a la del trigo", explicó el mismo informe.

Así se agudizó la tendencia al desbalance que muestra la plaza cambiaria local (sólo abastecida por los dólares comerciales) desde que se agudizó la dolarización de carteras, una situación potenciada por el estímulo a la compra que implica la extendida creencia alcista instalada en plaza. A ese faltante de divisas (las liquidaciones de las cerealeras cayeron 30% la semana pasada) se suma la prudente decisión que muestra el Banco Central (BCRA) de cuidar las reservas ante un contexto mundial dominado por la incertidumbre, en la medida en que la situación cambiaria no se descontrole.

Después de todo, los últimos datos oficiales muestran que en la última semana de febrero debió vender unos US$ 47 millones por día y es fácil prever que el saldo negativo en la semana anterior fue superior. Precisamente, con el objetivo de no rifar reservas, ayer las intervenciones oficiales fueron coordinadas: no sólo vendió dólares el BCRA, sino que además fue acompañado con liquidaciones puntuales del Banco Nación y hasta del Provincia, según coincidieron en referir los agentes.

"El mayorista continuó en suba por la poca liquidación de los exportadores y una demanda que sigue muy activa, lo que obligó a los bancos oficiales a vender más de 100 millones de dólares para equilibrar el mercado", dijo Fernando Izzo, operador de ABC Mercado de Cambios. "El dólar sigue firme, apoyado en gran parte en una demanda de billetes por parte del público que no cesa y que mantiene día a día un crecimiento constante", coincidió su colega Carlos Risso. "La banca oficial salió a vender dólares para abastecer al mercado y frenar el alza del dólar. El Banco Nación, el Provincia y el Central estuvieron ofreciendo billetes", coincidió otro operador que reclamó anonimato, aunque en estas entidades no quisieron comentar la especie.

Sólo desde el BCRA, con el escueto lenguaje al que recurren cuando el mercado está más movido, se limitaron a repetir que el saldo de la intervención cambiaria fue "ligeramente vendedor". Fue cuando reportaron que las reservas habían caído en otros US$ 20 millones (a 46.939 millones), según datos preliminares.

Comentá la nota