Aumenta 10% el número de morosos de la principal tasa municipal

Los que dejaron de pagar son contribuyentes de escasos recursos, que siguen abonando entre 40 y 50 pesos por bimestre. Se observa en Economía que el segmento donde crece la morosidad es aquel que no sufrió incrementos de tasas.

El secretario de Economía y Hacienda de la Municipalidad, Mariano Pérez Rojas, admitió ayer que en los últimos meses se incrementó alrededor de un 10% el número de deudores de la Tasa por Servicios Urbanos (TSU). Se trata de la ex tasa de Alumbrado que es la principal fuente de ingresos genuinos de la recaudación municipal, por lo que la situación se está siguiendo con atención en el Ejecutivo comunal, aunque por ahora sin ningún síntoma de alarma, cabe aclarar.

El funcionario precisó que la disminución en la cantidad de contribuyentes que se encuentran al día con la TSU se observa básicamente entre los sectores de menores recursos, el segmento más bajo de la pirámide contributiva, formado por quienes abonan entre 40 y 50 pesos por bimestre.

Este sector no sufrió ningún tipo de incremento de la tasa en mucho tiempo, pero como sigue siendo el más vulnerable a las consecuencias de la crisis (caída de los ingresos familiares, inflación y aumentos de tarifas, incrementos de otros impuestos nacionales o provinciales), "corta el hilo" de la cadena de pagos por el lado del tributo municipal y empieza a atrasarse en el cumplimiento.

Otro factor que siempre suma algún punto en el aumento del índice de incumplidores es la creencia de que tarde o temprano se abrirá la puerta de una nueva moratoria que les permitiría ponerse al día con bajo -o ningún- interés. Aunque la actual administración municipal aclaró que no volverá a caer en ese tipo de prácticas, es factible que el imaginario popular todavía les haga un lugar y espere que llegue el momento del perdón.

Tras admitir el aumento de la morosidad, Pérez Rojas se esmeró en explicar que a favor del último reajuste segmentado que se aplicó en los valores de la TSU para las propiedades y zonas de mayor valor catastral, en términos de ingresos nominales la recaudación municipal es mayor que la del año pasado a esta altura del año.

Así, desde el punto de vista de los ingresos, la situación estaría controlada ya que hay que contabilizar además que la Nación empezará a remitir en cuotas, de aquí a fin de año, el financiamiento de 80 millones de pesos que requiere el sistema educativo municipal, según el convenio oportunamente firmado por el intendente Gustavo Pulti con las autoridades nacionales y provinciales.

De manera que si se mantiene el nivel de cumplimiento en el pago de la TSU observado hasta ahora, aún con el aumento de la morosidad ya apuntado, la pérdida por esa vía quedaría compensada por los ingresos extra que están previstos en los meses que restan hasta el fin del ejercicio.

Pagos desdoblados

En cualquier caso y con respecto a los pagos de los salarios de junio y el medio aguinaldo, la Municipalidad ya tomó la decisión de abonarlos en forma desdoblada, pero siempre dentro de los plazos estipulados por ley.

"Primero pagaremos el sueldo, entre el 27 y el 30 del corriente y a la semana siguiente el sueldo anual complementario", precisó el responsable de Economía.

Recordó que "dentro del total de gastos del municipio la masa salarial es un factor muy importante" ya que en los dos momentos del año que coinciden con el medio aguinaldo "hay que reunir alrededor de 45 millones de pesos" para cumplir con los pagos. Y hay que tener en cuenta que este mes la Municipalidad tiene que pagar otro 7% de aumento según lo que se pactó en marzo pasado con el Sindicato de Trabajadores Municipales, cuando se acordó un reajuste del 14% cuyo primer 7% ya se abonó con los haberes de abril.

"Estimamos que a partir de setiembre, a raíz del financiamiento del sistema educativo que implicará que contemos mensualmente con casi 8 millones de pesos adicionales, nos vamos a encontrar con una situación financiera mucho más sólida y vamos a poder manejarnos con una mayor holgura financiera", manifestó Pérez Rojas.

Este refuerzo presupuestario también es esperado con ansias por fuera del edificio municipal, en el sector de contratistas y proveedores que abastecen de insumos y servicios. La llegada de ingresos extra "hará que podamos pagarles a los proveedores y al personal normalmente y, además, destinar una serie de recursos adicionales a obras de infraestructura que los barrios están necesitando", finalizó el secretario de Economía.

Mudan oficinas

En tanto, el hall prinicipal del Palacio Municipal comenzó a adquirir desde ayer una nueva fisonomía, al ser iniciada la mudanza de la línea de cajas y de varias dependencias hacia un nuevo edificio, ubicado en la calle Moreno al 2300. Desde bien temprano, el personal municipal se ocupó de trasladar las sillas que eran utilizadas por el público, además de una gran cantidad de papeles y muebles de oficina.

El secretario Pérez Rojas explicó a LA CAPITAL que incialmente serán trasladadas al nuevo edificio las áreas de Propiedad Inmueble, Catastro y Certificados. En una segunda etapa allí también funcionarán Recursos, Grandes Contribuyentes y Actividades Económicas, entre otras áreas, lo que en este caso permitirá liberar también el local de Belgrano casi España.

El funcionario precisó que la inauguración de la nueva sede municipal de la calle Moreno tendría lugar entre el jueves y el viernes de esta semana y explicó que hasta entonces, el público que deba realizar trámites seguirá siendo recibido en el Palacio Municipal.

Al ser retiradas las sillas que se encontraban en el centro del amplio salón junto a las computadoras y estanterías, el hall del Palacio comenzó a tomar un nuevo aspecto.

En los planes del intendente Pulti figura transformar al lugar en un gran salón de actos oficiales y de exposiciones.

Comentá la nota