Aumenta la demanda de energía eléctrica por primera vez en el año.

La alta temperatura y más días laborables empujaron un 7% el consumo en marzo.
Tras haber acumulado dos meses de datos negativos, el sector eléctrico volvió a entregarle una buena noticia al Gobierno. La demanda de energía eléctrica a nivel nacional registró en marzo una suba interanual de casi el 7%, de acuerdo con los datos preliminares que manejan los técnicos del sector.

A diferencia de los últimos meses, en los que se observó una fuerte disparidad, en marzo el aumento del consumo habría alcanzado prácticamente los mismos niveles tanto en la región metropolitana, como en el resto del país.

Según los análisis que hacen los especialistas, el incremento interanual que experimentó la demanda eléctrica en marzo se sustentaría en dos elementos clave.

Por un lado, el año pasado la celebración de la Semana Santa se produjo en marzo y no en abril como se dio ahora. Debido a este hecho, el mes pasado contó con más días laborables que marzo de 2008 y, por ende, con una mayor demanda de las industrias.

Y, por otro lado, la temperatura promedio de los 31 días de marzo de este año fue entre 2 y 3 grados más alta que la registrada en el tercer mes de 2008. Eso se tradujo en una mayor utilización de los equipos de aire acondicionado, tanto en los hogares, como en las oficinas y comercios, pese al incremento tarifario que desde noviembre de 2008 afecta a los medianos y grandes consumos hogareños.

De esta manera, la variación positiva de casi el 7% que mostró el consumo en marzo ha logrado compensar transitoriamente las caídas de dos primeros meses.

En enero, con los primeros síntomas de las crisis económica, la demanda de energía eléctrica había experimentado una declinación interanual del 1%.

En tanto en febrero, el retroceso de la actividad productiva se hizo notar con una baja del consumo eléctrico del 5,6%.

Ahora, con los datos de marzo, el consumo acumulado del primer trimestre ha quedado casi en el mismo nivel que se había registrado en el mismo período de 2008.

Para los próximos meses, las proyecciones de los especialistas indican que la demanda de electricidad retomaría la senda negativa y que el 2009 va camino a cerrar con una variación cercana al 0%.

Al igual que las empresas operadoras del sector, los técnicos fundamentan sus pronósticos pesimistas en el hecho de que no existen señales que permitan vislumbrar una rápida recuperación de la actividad económica y de los niveles de consumo que se verificaron en 2007 y 2008.

Otro factor adicional que jugaría en contra del crecimiento de la demanda eléctrica es el adelantamiento de las elecciones legislativas. Lejos de tranquilizar el panorama, la decisión del Gobierno de darle un carácter plebiscitario a los comicios llevó a muchas empresas a posponer sus proyectos e inversiones hasta que se defina el nuevo escenario político y económico que surgirá del resultado de las urnas.

Comentá la nota