Aumenta el control de la AFIP sobre la compra de dólares

Pidió a los bancos que informaran las operaciones de clientes por más de US$ 100.000.La AFIP quiere conocer en detalle las grandes operaciones con la divisa norteamericana.Por: Martín Kanenguiser
La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) incrementó los controles sobre la compra de dólares en un contexto de medidas adoptadas por el Gobierno para tratar de frenar la fuerte fuga de divisas que se produjo en los últimos meses y que se espiralizó con el anuncio de la eliminación de las AFJP.

Una comunicación girada por una entidad que agrupa a varios bancos, a la que accedió LA NACION, precisa que los bancos deben identificar a clientes que entre el 20 y el 31 de octubre hayan realizado operaciones por más de US$ 100.000 "en compraventa de bonos, acciones, cheque de pago diferido y moneda extranjera", entre otros instrumentos.

Esta nota indica que "la AFIP ha remitido a algunas entidades un requerimiento, solicitando información relacionada con la compra de dólares estadounidenses". La asociación pidió a los bancos que le informaran si habían recibido esa notificación por parte del organismo fiscal que conduce Claudio Moroni.

La información exigida por la AFIP incluye los siguientes requisitos:

-Disminución de caja de ahorro (retiros, débitos, etc.) indicando destino.

-Plazos fijos no renovados, indicando destino.

-Transferencias al exterior, exponiendo además el motivo.

Además, se les pidió que indiquen si los sujetos comprendidos por la exigencia de la AFIP "poseen caja de seguridad o abrieron alguna en dicho período, exhibiendo registro de entradas y salidas". También le piden que aporten "detalle con identificación de los clientes de la banca privada vigente en dicho período", a fines del mes pasado.

Al respecto, Moroni dijo anoche en diálogo con LA NACION que "la decisión se tomó porque detectamos movimientos de activos que no estaban justificados en términos patrimoniales". La AFIP, a través de sus inspecciones en bancos y casas de cambio, les pide a los contribuyentes que demuestren si pueden justificar en términos impositivos la compra de dólares, en un movimiento de pinzas ejecutado con la información que le brinda el Banco Central.

Sobre las versiones que daban cuenta de la posibilidad de que se vigilara el contenido de las cajas de seguridad, Moroni dijo: "No pedimos detalle de las cajas porque no corresponde".

La ley de procedimiento tributario (11.683) habilita en su artículo 107 a que "bancos, bolsas y mercados" le informen a la AFIP por pedido de sus funcionarios "todas las informaciones que se les soliciten para facilitar la determinación y percepción de los gravámenes a su cargo". El abogado Arístides Corti confirmó esta facultad de la AFIP.

Pese al contexto en el que se toma la medida (con la presión informal que ejerce el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno), Moroni aclaró que desde que comenzaron los controles hace un par de semanas "citamos a unas 80 personas para que expliquen sus inconsistencias".

El mecanismo de controles cruzados, al que ya se había apelado en la crisis del 2002, fue relanzado por la AFIP y el BCRA hace dos semanas por orden del Gobierno para tratar de frenar la compra "especulativa" de dólares, cuando la divisa no dejaba de subir y persistía la fuga de capitales, haciendo caer las reservas.

La desconfianza se redobló tras la decisión del Gobierno de retomar los fondos administrados por las AFJP para engrosar el superávit fiscal.

LA MORATORIA, LA SEMANA PRÓXIMA

Comenzará a regir el 20 de este mes el nuevo plan para deudores de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), un programa destinado a regularizar deudas impositivas vencidas hasta el 31 de diciembre pasado, que podrán desde entonces refinanciarse en un plazo de hasta 10 años, a una tasa de interés del 1,5% mensual y en 120 cuotas. La norma, que se publicó anteayer en el Boletín Oficial, establece un régimen especial de facilidades de pago para diversos tipos de obligaciones tributarias, recursos de la seguridad social y otros impuestos que graven las operaciones de exportación. Abarca además las actualizaciones, los intereses y las multas.

Comentá la nota