YPF aumenta casi 30% sus reservas de petróleo y de gas en el país

Sumó 309 millones de barriles de crudo y gas en tres años. Y aportó en 2008 un 59% de los recursos nuevos del país, mientras que en 2006 sólo había colaborado con 4%
La petrolera YPF, uno de los principales blancos de críticas a la hora de cuestionar al sistema energético argentino, sacudió ayer al sector con un anuncio poco esperado: de acuerdo con sus números, y a partir de planes de exploración que desarrolló en sus yacimientos en los últimos tres años, aumentó en casi 30% sus reservas de petróleo y de gas en el país.

"Como parte de un ambicioso plan de revitalización de sus activos, YPF logró obtener indicadores positivos en muchos de los parámetros clave de la actividad petrolera.

El resultado tangible de esa estrategia de negocios es la incorporación de 309 millones de barriles equivalentes (Mboe) de petróleo (crudo y gas) de reservas probadas y 500 millones de barriles de recursos (volúmenes de hidrocarburos explotables en condiciones económicas apropiadas)", explicó la compañía a través de un comunicado.

Los 509 millones de barriles nuevos, por caso, equivalen a tres veces la producción de YPF durante el año 2008.

La mayor parte de los nuevos recursos se encuentra en Neuquén, en la concesión Loma La Lata-Sierra Barrosa, el pulmón gasífero de la Argentina. Allí, la empresa tiene proyectos de tight gas (gas de arenas compactas), cuya producción, si tiene el visto bueno de la Secretaría de Energía podrá venderse a un promedio de entre u$s 4 y u$s 5 el millón de BTU de gas, muy por encima de los u$s 1,85 que recibe en promedio hoy la industria petrolera.

De esa manera, la compañía, que desde principios de la década acumula reiteradas bajas en sus niveles de reservas y producción, logró revertir la tendencia de los últimos años, a punto tal que espera sumar otros 100 millones de barriles hacia fin de año, cuando finalice estudios en curso.

"Esta buena noticia es producto del esfuerzo y del compromiso que esta compañía tiene con la investigación y con la exploración de hidrocarburos en un país con importantes recursos energéticos. Renovamos proyectos que estaban en marcha e impulsamos otros nuevos que nos dieron un muy buen resultado en el hallazgo de más petróleo y de gas. Hoy está a la vista el fruto de ese esfuerzo", sostuvo Sebastián Eskenazi, vicepresidente ejecutivo y CEO de YPF. El actual hombre fuerte de la empresa llegó al mando a principios de 2008, cuando Petersen cerró un acuerdo con Repsol para quedarse con un 15% de YPF. A él le tocó conducir la última parte del proceso, que había comenzado en 2007 bajo la denominación de Plan de Desarrollo de Campos Argentinos (Plada).

Cambio de tendencia

El anuncio está en la vereda de enfrente del que le tocó hacer al presidente de Repsol, Antonio Brufau, desde Madrid a principios de 2006. En aquella ocasión, desde Buenos Aires se observó a través de teleconferencia al número uno de la petrolera reconocer que luego de una revaluación mundial la empresa había recortado en un 25% (1.254 millones de barriles equivalentes de petróleo) sus reservas probadas en relación con diciembre de 2004. De ese ajuste, la Argentina aportó un 40,6 por ciento.

La revitalización de sus reservas en el país le bastaron a YPF para contribuir con un 59% de la incorporación de recursos de crudo durante 2008. Para ponerlo en perspectiva, basta con decir que en 2007 su aporte a los nuevos recursos nacionales había sido de 28%, mientras que en 2006 había aportado tan sólo un 4 por ciento.

El anuncio se realizó luego del cierre de los mercados, de manera que no afectó la cotización de la empresa, que cerró con una baja de 0,69%, a $ 144.

Comentá la nota