Aumenta casi 10% el GNC en Capital y Gran Buenos Aires

Con los primeros síntomas de reactivación de la economía, una mayor presión en los costos por la suba de salarios y el incremento en los precios de las naftas y el gasoil, los dueños de estaciones de GNC decidieron desempolvar sus pizarras. De acuerdo con un sondeo de El Cronista en bocas de expendio de Capital y el Gran Buenos Aires, varias estaciones de servicio aplicaron durante las últimas dos semanas una suba promedio de un 8% en el precio del producto, que en la Argentina moviliza a 1,5 millón de vehículos cada día y se vende en 1.800 bocas de expendio. Aún así, el insumo cuesta hasta tres veces menos que las naftas y el gasoil.
En la estación Petrobras de Cabildo y Jaramillo, en el barrio de Nuñez, el precio del metro cúbico (m3, similar a un litro de nafta) pasó de $ 1,109 a $ 1,199, con una suba apenas superior al 8 por ciento.

En el Gran Buenos Aires, en tanto, los valores van un poco más lejos. En varias bocas de expendio de la zona oeste el m3 llega hasta los $ 1,249, 10 centavos por encima de los $ 1,149 que costaba hace apenas una semana.

Esta nueva saga de aumentos se suma a la que habían aplicado varias estaciones de servicio a mediados de julio.

"Hay repuntes en algunas zonas, pero seguimos estando en una relación de paridad de uno a tres con las naftas", justifica Carlo Evi, presidente de la Cámara Argentina del GNC, que reúne a los fabricantes de equipamientos.

En la cámara que reúne a los dueños de estaciones, en tanto, suelen explicar que no se trata de aumentos de precios, sino que los valores fluctúan en una banda. "Es por la oferta y la demanda. No hay precios máximos y el usuario puede cargar donde quiera", aseguran.

En el sector apuntan al incremento de salarios que recibieron los empleados de estaciones de servicio entre las principales razones que justifican la variación en los precios.

En la práctica, las estaciones suelen acomodar sus pizarras de acuerdo con los valores zonales. De manera que cuando algunas bocas incrementan sus precios, el resto suele seguirlas.

Además, de acuerdo con números de la Secretaría de Energía, al mando de Daniel Cameron, los precios del GNC en lo que va del año acumulan un incremento de un 16% en el Gran Buenos Aires (se toman en cuenta también las variaciones en Ezeiza, Bahía Blanca y La Plata), hasta los $ 1,27 el m3 en octubre, y de casi un 8% en Capital ($ 1,10).

A pesar de los últimos ajustes, el GNC todavía sigue siendo mucho más barato que su principal competidor líquido, el gasoil, que aumentó un 23% en el año y ronda los $ 2,80 el litro, según números oficiales.

Y a pesar de los últimos retoques, los valores de los combustibles en la Argentina están muy por debajo del promedio en la región. De acuerdo con un informe mensual elaborado por Montamat & Asociados, la consultora del ex secretario de Energía Daniel Montamat, en Brasil el litro de nafta súper costó en agosto $ 4,85, un 63% más que el valor promedio para la Argentina.

Comentá la nota