Las aulas salteñas abren sus puertas a la Educación Sexual Integral

Por ahora, los temas se insertarán de manera transversal; no conformarán una asignatura específica.
Su abordaje estará a cargo de docentes de otras materias. Ayudará a suplir el silencio de los padres.

Pasaron más de dos años desde que se promulgó la ley 26.150 de Educación Sexual Integral en Argentina. A partir del ciclo lectivo 2009, en todas las jurisdicciones provinciales deberán impartirse contenidos vinculados a esta temática. El programa recién está comenzando a definirse y, en este sentido, Salta no es la excepción. Por otro lado, la flamante ley de Educación Provincial 7.546 incluye, entre sus principios y fines, la oferta de "conocimientos científicos para una educación sexual integral responsable", con el fin de "promover valores, comportamientos y actitudes que sean acordes con un ambiente equilibrado, la educación integral y la dignidad de las personas". Es decir que la inclusión de la temática de educación sexual integral en las escuelas salteñas es un hecho, una obligación y un derecho.

Marta Jara, subsecretaria de Planeamiento Educativo, explicó que, "paralelamente con la aprobación por unanimidad por parte del Consejo Federal de Educación, en mayo de 2008, de los lineamientos curriculares para la educación sexual integral, todas las escuelas públicas del país, tanto de gestión estatal como privada, tienen un piso común de contenidos curriculares válidos para todos los niveles (primaria y secundaria)". Esos saberes deben impartirse en todas las jurisdicciones. "Por lo tanto, Salta debe elaborar su estrategia provincial para ir implementando gradualmente estos contenidos, estrategia que permitirá realizar progresivamente las adecuaciones necesarias para atender las diversas realidades y necesidades provinciales", añadió Jara.

En una provincia donde la edad promedio de iniciación sexual -según el Servicio de Adolescencia del Hospital San Bernardo- está entre los 14 y 15 años, y el 20% de los embarazos que se atienden en el hospital público corresponde a jovencitas menores de 19 años, la educación sexual se proyecta como un contenido imprescindible en las escuelas. Sobre todo, considerando que en casa, los padres, hablan muy poco del tema con sus hijos.

Contenido transversal

Por el momento, los contenidos de la educación sexual integral serán abordados desde una perspectiva transversal, es decir que no se prevé que haya una asignatura específica para su abordaje. Marta Jara anticipó que los lineamientos curriculares incluyen temas que pueden ser desarrollados en áreas curriculares como Ciencias Sociales, Formación Ética y Ciudadana, Ciencias Naturales, Lengua, Educación Física y Artística.

"Por lo tanto, todos los docentes deberán estar capacitados para asumir dichos contenidos. Esto ya se está contemplando en la reformulación de los planes de estudio de los nuevos docentes, es decir en la formación inicial. Pero, a su vez, estos nuevos contenidos implican concretar, a nivel provincial, un proceso de capacitación docente que permita fortalecer la competencia profesional de los docentes en relación con esta área", aclaró.

La funcionaria de la cartera educativa señaló que el enfoque integral de la educación sexual, propuesto por ley, apunta a que las escuelas superen el mero estudio "biologicista" de la anatomía y la fisiología de la sexualidad. "Su abordaje debe abarcar consideraciones culturales, éticas, el valor del respeto del propio cuerpo y del de las otras personas, el respeto por las diferencias. Fundamentalmente debe apuntarse a promover aprendizajes de tipo cognitivo, afectivo y ético, que se traduzcan en prácticas concretas", enfatizó.

Según un estudio cualitativo desarrollado en 2008 por el Centro Latinoamericano Salud y Mujer (Celsam, sólo un tercio de los padres argentinos entrevistados reconoce que habla de temas relacionados con la sexualidad con sus hijos. En este sentido, la subsecretaria de Planeamiento Educativo consideró que la educación sexual integral en las escuelas "es un paso muy importante para lograr que nuestros adolescentes no sólo estén más informados, sino que asuman hábitos y conductas responsables, estén al tanto de los efectos que sus decisiones pueden tener en este sentido y por ende, actúen en consecuencia, buscando preservar su salud".

En el estudio realizado por Celsam se identificaron tres grupos de familias, de acuerdo a la manera de abordar el tema de la sexualidad con los hijos. Sólo un tercio de los padres reconoció que dialoga con cierta frecuencia, propiciando así una comunicación respetuosa y distendida. "Otro tercio sólo alerta sobre los peligros, llevando así un mensaje represor y temeroso sobre el ejercicio de la sexualidad", manifiesta la doctora Alicia Figueroa, ginecóloga del Celsam. Y, por último, el tercer grupo de padres excluye el tema del diálogo familiar, esperando, ilusoriamente, que surjan otros interlocutores y que sus hijos aprendan solos.

Ante el silencio en sus hogares, los adolescentes recurren a interlocutores muy poco confiables como ser sus propios amigos, las páginas de Internet, las revistas y la televisión. Muy pocas veces reciben información científicamente correcta.

"Cuando los jóvenes sienten que sus preguntas incomodan o enojan a sus padres dejan de hablar en sus casa y quedan expuestos a otros discursos que suelen estar teñidos de tabúes, mitos y falsos conceptos", explicó Figueroa.

Métodos y un concepto ausente: el placer

En la investigación realizada por el Celsam, tanto las madres como los padres mencionaron al preservativo como el método anticonceptivo y de seguridad ideal durante la adolescencia. A la hora de indagar las motivaciones de esta afirmación, se descubrió que la característica más valorada por los adultos es que el uso de este método supone relaciones sexuales esporádicas o poco frecuentes. También conlleva la idea tranquilizadora de que la exposición al riesgo de contagios es menor.

"En cuanto a las pastillas, éstas siguen rodeadas de viejos mitos y falsas creencias", aseguró Alicia Figueroa, ginecóloga del Celsam. Tanto madres como padres sostienen que las píldoras sólo deben usarse durante un noviazgo. Al profundizar se verifica que el uso de pastillas anticonceptivas se asocia a una vida sexual muy activa que sólo puede concebirse para sus hijas en el marco de una relación estable. Asimismo, las madres sostienen que sus hijas "son muy chicas para tomarlas", que "les pueden hacer daño" o "dificultar un embarazo" cuando lo deseen. La totalidad de los adultos consultados desconocían la recomendación de la Organización Mundial de la Salud, que propone al doble método: pastillas anticonceptivas más preservativo, como la forma ideal de cuidado para los adolescentes.

Por otro lado, el placer, el disfrute, la sexualidad como parte valiosa de la experiencia humana, también están ausentes de las conversaciones familiares. El valor que una vida sexual saludable puede aportar al desarrollo humano no forma parte del concepto que los padres tienen sobre la sexualidad de sus hijos e hijas, y probablemente de la propia. "Sigue así existiendo una profunda brecha entre el valor percibido de la sexualidad de varones y mujeres y el enorme potencial que puede desarrollar una persona que se asume como un ser sexuado, íntegro, autónomo, con respeto por sí mismo y por los demás", señala el informe del Celsam.

Atención chicos, el tema de hoy....

Algunos ejemplos de lineamientos curriculares que se incluirán con mayor énfasis a partir de este año en las aulas salteñas:

Primaria

El conocimiento de las distintas formas de organización familiar y sus dinámicas en diversas épocas y culturas. La valoración y el respeto de los modos de vida diferentes de los propios.

La reflexión sobre ideas y mensajes trasmitidos por los medios de comunicación referidas a la imagen corporal y los estereotipos.

El conocimiento de los procesos humanos vinculados con el crecimiento, desarrollo y maduración. La procreación: reproducción humana, embarazo, parto, puerperio, maternidad y paternidad, abordadas desde la dimensión biológica e integradas con las dimensiones sociales, afectivas, psicológicas y trascendentes que los constituyen.

Secundaria

El conocimiento y la aceptación de las normas que involucran la propia integridad física y psíquica en el ámbito de las relaciones afectivas y sexuales.

El abordaje de la sexualidad humana a partir de su vínculo con la afectividad y los diferentes sistemas de valores y creencias: el encuentro con otros, la pareja, el amor como apertura al otro, el cuidado mutuo en las relaciones afectivas.

El conocimiento de diversos aspectos de la salud sexual y reproductiva: promoción y atención de la salud sexual, prevención de riesgos y daños, el embarazo en la adolescencia y las enfermedades de transmisión sexual.

"Vínculos"

Un resumen del trabajo acaba de publicarlo el último número de la revista "Vínculos", publicación oficial del Colegio de Médicos de la Provincia de Salta. La edición la distribuye gratuitamente entre sus colegiados, entidades afines, bibliotecas e instituciones profesionales, culturales y científicas. Los ejemplares pueden consultarse en la sede de España 1440, (0387) 4212527.

La dirección es del titular del organismo, Juan José Loutayf Ranea y la coordinación general es de la Comisión Consultiva de Jóvenes Médicos que integran Soledad Solis, Carolina Licudis, José Causarano, Carlos Giardino, Daniel Sánchez y Gustavo D'Uva.

Fernanda Abad

Comentá la nota