La auditoría le dio la razón a Maluendres

La auditoría de la Secretaría de Políticas Universitarias de la Nación afirmó que la cuenta de inversión 2008 de la UNLPam refleja los movimientos contables y presupuestarios auditados en concordancia con la documentación y registros aportados por la Universidad.
El rector Sergio Maluendres, junto a los secretarios Administrativo, Sergio Baudino, y Legal, Gustavo Munguía, presentó el resultado del informe y reclamó a la oposición, entre ellos cinco decanos, que aprueben la cuenta como "un acto de responsabilidad institucional".

El informe es un espaldarazo para el rector luego de la polémica que surgió este año en el Consejo Superior cuando la oposición se negó a aprobar la cuenta. Ante la negativa, el rector logró girar el proyecto a comisión hasta tanto se realizaran dos auditorías externas. El otro trabajo fue solicitado a la Auditoría General de la Nación pero todavía no se realizó.

Maluendres recordó ayer a la tarde, en rueda de prensa, que a estas dos auditorías externas debe sumarse la realizada por el auditor interno de la UNLPam, quien también depende de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), la cual respaldó lo actuado. "El partido lo vamos ganando 2 a 0", graficó.

"Este informe de auditoría es muy categórico. (...) Más allá de los discursos, es sumamente importante que quien decide los destinos de una parte de los fondos al sistema universitario realice una evaluación", dijo el rector.

Baudino sintetizó las conclusiones de la auditoría de la SPU: "La conclusión básica es que la cuenta de inversión refleja los movimientos presupuestarios, contables, resultantes de la documentación. Con ese solo punto queda claro que la cuenta 2008 debe ser aprobada como está". En cambio, la oposición se negaba a aprobarla si no era modificada, ya que, decían, no se ajustaba a la realidad.

Otro punto destacado por el rector y los secretarios es el que confirma que las partidas que vinieron de Nación para cubrir los salarios de 2008 tuvieron el destino previsto. También destacaron un apartado que asegura que Maluendres no se excedió en sus facultades al reestructurar, incorporar y adecuar créditos presupuestarios.

Más allá del respaldo, los auditores hicieron dos observaciones al rectorado: la incorporación de parte de los créditos cuando aún no contaban con la disposición correspondiente y, por otro lado, demoras significativas en la incorporación de créditos disponibles. "Ambos fueron subsanados", dijo Munguía.

Comentá la nota