Auditoría del TC ratifica el despilfarro de las regalías

Auditoría del TC ratifica el despilfarro de las regalías

En septiembre del año pasado, el Tribunal de Cuentas elevó a la gobernadora Lucía Corpacci el informe correspondiente al ejercicio 2012 sobre el gasto de las regalías mineras durante ese año. Es el último informe que elevó el organismo, según confirmaron fuentes de la entidad.

Hay unos 13 municipios complicados por irregularidades en la inversión de los fondos:  Aconquija, Antofagasta, Belén, Puerta de Corral Quemado, Puerta de San José, Hualfín, Londres, Villa Vil, Huillapima, Recreo, Pomán, Los Altos. En el caso de Tapso, solo tiene una observación menor ya que debía $ 37 mil pesos en la cuenta de regalías, el monto más bajo en comparación con el resto.  

A los municipios mencionados se agregan otros cuatro que están observados por no presentar la documentación respaldatoria del gasto de regalías: Mutquín, El Alto, Pozo de Piedra y Andalgalá.

La ley 5128 establece en el artículo quinto que el Tribunal de Cuentas realizará una auditoría anual para controlar el cumplimiento de  las disposiciones previstas en la ley de regalías mineras. En ese marco, la normativa expresa:

"En caso de incumplimiento comprobado, el Poder Ejecutivo suspenderá de inmediato el depósito de los fondos, derivándolos a una cuenta especial hasta que el municipio respectivo restituya e invierta las sumas correspondientes en el destino determinado", indica. Sin embargo, desde 2004 que se distribuyen regalías, nunca se aplicó alguna sanción a las comunas que cometieron algún tipo de irregularidad.

El TC presentó una síntesis de las falencias cometidas y aclara que los incumplimientos – al igual que otras deficiencias que se señalan como transgresiones que quedan sujetas a los juicios de cuentas y sumarios administrativos de responsabilidad. Es posible que algunos intendentes hubieran restituido los fondos que se reclaman para el año 2012 en los ejercicios siguientes, ya que existe retraso en la realización de las auditorías anuales. Sin embargo, queda en evidencia la improlijidad con la que administran losrecursos. 

 A continuación se sintetizan las transgresiones más importantes halladas: - Aconquija (Juan Carlos Espinoza): Debía reintegrar $ 548. 068 a la cuenta de regalías. 

- Antofagasta de la Sierra (Carlos Fabián): Extrajo de la cuenta de regalías mineras durante el período 2012, el monto de $ 1.680.000 con destino a la caja del municipio. Los recursos no fueron aplicados para financiar "obras de infraestructura para el desarrollo económico ni capacitación para actividades productivas”, como lo establece la ley. Además, se observa que Fabián continuó sin ingresar los intereses que se generan por el depósito a plazo fijo de las regalías mineras en la cuenta de regalías sino que los derivó a otras cuentas del municipio para gastos corrientes.  El TC establece que Fabián, en aquel momento, debía reintegrar $ 2.194.500 a los fondos de regalías mineras. 

- Municipalidad de Belén (Arnoldo Ávila): se cuestiona la inversión de recursos para gastos corrientes por $ 1.853. 299. Un total de $ 57. 600 fueron para becas para estudiantes en Cuba, lo que sería por una ordenanza del 2008  y $ 1. 795. 699  para mano de obra (ordenanza 100/05). Se establece que el jefe comunal debía devolver esos fondos. 

- Puerta de Corral Quemado (Enrique Aybar): En este caso deberá devolver $ 120.247 que se destinaron a gastos corrientes y hay otros $ 36. 616 que están pendientes de devolución a la cuenta de regalías mineras. 

- Puerta de San José (José Alberto Carrizo): Se deberá restituir  $ 459. 249 a la cuenta de regalías por gastos no autorizados.  Al cierre del ejercicio 2012, la cuenta tenía sólo  $ 74.385.  Además, se observa que con los fondos de regalías mineras se pagó a una compañía de seguros por $ 5.708. También se cuestiona que se transfiere fondos de la cuenta de regalías a la cuenta caja del municipio desde donde realiza pagos imputados a proyectos de regalías y atiende gastos corrientes. En conclusión, por ese período debería devolver  $ 539. 343. 

- Hualfín (Marcelo Villagrán): Se trata uno de los municipios más cercanos al yacimiento y por lo tanto de los más beneficiados por los recursos mineros. En ese período, la comuna recibió  $ 2.337. 367 . Gastó  $ 1.150. 862   y deberá devolver  $ 1. 186. 504. 

- Londres  (Gilberto Santillán):  Por ese ejercicio debería restituir   $ 1. 529. 569 ya que se transfirieron fondos a otras cuentas del municipio.

- Villa Vil (Ramón Villagra):  Debería reintegrar a la cuenta  $ 2.291. 756. 

- Huillapima (Omar Soria): Debería devolver  $ 2.049. 703 de regalías mineras. Al parecer la comuna tenía acumulados $ 3.220.000 por regalías que fueron pasados a la cuenta de Rentas Generales y sólo restituyó una parte. 

- Tapso (Jorge Coronel): Es la comuna con la observación más leve  ya que sólo adeudaba $ 37.089  en la cuenta de regalías. 

- Recreo (Daniel Polti): El municipio realizó transferencias desde la cuenta de regalías mineras a la cuenta de Rentas Generales y a la del Fondo Federal Solidario.  Debía reintegrar $ 225.000.  Recuerdan los auditores que el jefe comunal tenía pendiente la devolución de  $ 2.768. 837 correspondiente a los períodos 2009 y 2010. Es decir, que en total, Polti debía reintegrar  $ 2.993. 837. 

- Pomán (Francisco Gordillo):  aunque ese año, Gordillo no estuvo frente a la comuna porque se desempeñó como ministro de Gobierno.  Se destinaron fondos para atender erogaciones por la obra de cordones cunetas y no existen antecedentes de que se haya ejecutado un proyecto con fondos de regalías mineras, bajo este concepto.  Debía reintegrar a la cuenta $ 72.609. 

- Los Altos (Rafael Olveira): Realizó el uso transitorio de fondos  por un total de $ 348. 3003  por la emergencia económica del municipio. Debía reintegrar esos fondos. 

Sin documentación

 Otro capítulo de la auditoría se refiere a los municipios que no proporcionaron la documentación respaldatoria  de la totalidad de las inversiones con los fondos de regalías mineras, por lo que no se pudo determinar si las erogaciones cumplen con las previsiones de la ley 5.128. En estos casos, el Tribunal de Cuentas también dispuso medidas procesales. Por este incumplimiento están en la mira las gestiones de ese año de las comunas  ya mencionadas. A ellas se suman: Andalgalá, Hualfín, Londres, Pozo de Piedra, Villa Vil, El Alto y Mutquín. 

Coment� la nota