Auditoría

Tres funcionarias nacionales de la Secretaría de Políticas Universitarias iniciaron ayer la auditoría contable a la Universidad Nacional de La Pampa. De esta manera, las autoridades pretenden salvar la forma en que se ejecutó el presupuesto, luego de las acusaciones realizadas por la oposición.
La auditoría se realiza a pedido del rector Sergio Maluendres. Está a cargo de un equipo técnico que integran la contadora María Laura Pla y las licenciadas María Andrea Stande y María Belén Medrano.

El conflicto se inició cuando cinco decanos (políticamente enfrentados con el rector Maluendres) propusieron corregir la cuenta de inversión. De esta manera emergió una doble disputa: por la forma en que se reparten los fondos y por cómo deben computarse a la hora de su rendición.

Los decanos llegaron a publicar una solicitada. Allí argumentaban que "si los mayores recursos que recibió la Universidad en el ejercicio 2008 para aumentos de sueldos al personal docente o no docente hubieran tenido el destino que legalmente corresponde, las Facultades expondrían un importante superávit".

Comentá la nota