Auditoría a Gamsur: la mixta no entregó datos clave

Lo denunció el Tribunal de Cuentas. La empresa debía informar la semana pasada sobre el movimiento de sus cuentas pero no lo hizo. El órgano de control quiere conocer los costos reales de la sociedad.
Cando los cuatro auditores del Tribunal de Cuentas ingresaron, por primera vez en siete años, a la empresa Gamsur, pidieron información clave para conocer los movimientos económicos de la sociedad mixta. Esos datos, para evitar manipulaciones, debían entregarse de manera urgente. Sin embargo, una semana después, los números y los libros todavía no aparecieron. Al menos, eso denunciaron ayer los miembros del Tribunal de Cuentas.

El órgano de control emitió ayer un comunicado en el que detalló que Gamsur está en mora porque no presentó:

“El detalle listado de todos los movimientos de cuentas y de cada una de ellas, emitidas por el sistema de información de la empresa”.

“Informe del último folio utilizado al día de la fecha, de todos los libros societarios, laborales, impositivos y auxiliares”.

“Actas de asamblea extraordinaria Nº 2, 4, 5 y 6, y sus respectivas inscripciones en el Registro Público de Comercio”.

Los auditores -dos internos y otros dos contratados por el Tribunal- además reclamaron documentación e información que, como era compleja, deberá ser entregada 15 días después del inicio de la auditoría, es decir, dentro de una semana.

La auditoría a Gamsur despertó un fuerte malestar en la empresa. Los miembros del órgano de control estimaron ayer que el estudio exhaustivo que piensan hacer de las cuentas de la mixta llevará, al menos, tres meses de trabajo. Advirtieron que no firmarán el pago de los 12 millones de pesos que el Concejo Deliberante aprobó en concepto de mayores costos para 2008 si antes no conocen al detalle el movimiento económico de Gamsur.

Los representantes de oficialismo en el Tribunal de Cuentas, Graciela Gaumet y Juan Carlos Angeloni, indicaron que quieren analizar si llegan a la misma cifra de mayores costos que el Concejo y el gobierno acordaron con la empresa. Si hay diferencias, no autorizarán el gasto.

Por lo pronto, la auditoría tendrá una consecuencia negativa para Gamsur: la mixta acordó que la deuda de 2008 se pagaría con 10 cheques desde marzo. Sin embargo, sólo va una semana desde el inicio de la autoría que, con suerte, terminará a mediados de mayo. Recién entonces, si el Tribunal aprueba el monto de 12 millones de pesos, la empresa podría comenzar a cobrar.

“Queremos analizar a fondo los números y ver si llegamos a esa misma cifra de 12 millones de pesos”, dijo Graciela Gaumet, presidenta del Tribunal.

Ni bien se conoció que se había iniciado una auditoría, los socios de Gamsur hablaron de una represalia política, después de las fuertes negociaciones que se produjeron durante los primeros meses de este gobierno por el canon mensual y la deuda.

Ayer, los miembros del oficialismo en el Tribunal lo negaron de plano. “No hay ningún tipo de politización. Es una de las atribuciones que tiene el Tribunal de Cuentas y vamos a ejercerla”, dijo Angeloni.

Gaumet declaró que, tal vez, los empresarios se sorprendieron porque en los últimos siete años jamás se auditaron los números de una sociedad que tiene participación estatal. “Decidimos empezar con Gamsur porque nos llegaron los mayores costos por 12 millones de pesos y no vamos a firmarlos sin antes conocer. Además, no va a ser la única: vamos a auditar las cuentas de todos los órganos que manejen fondos públicos. Está entre nuestras atribuciones”, dijo Gaumet.

Los tribunos deslizaron una crítica cuando señalaron que, hasta el momento, los síndicos, que deben controlar a la empresa en representación del Estado, jamás le presentaron un informe sobre la situación económica de Gamsur ni un detalle de sus costos.

“No hay intención de ocultar nada”

Según el presidente de Gamsur, Martín Abasolo, ha habido un “error de concepto del Tribunal de Cuentas, quizás están ansiosos por tener pronto toda la información sobre la mesa”.

Abasolo sostuvo que la información fue solicitada la semana pasada y se dio un plazo de 15 días para entregarla. “No hay intención de hacer reticencia”, indicó el presidente de la empresa mixta.

Señaló, además, que por medio de una nota se puso a disposición de los auditores acreditados toda la información que deseen pero en sede de la empresa. “Ya entregamos parte de la información y el resto pueden solicitarlo que se la entregaremos en la medida de lo posible”, indicó Abasolo.

“Quieren auditarnos, pero no nos han dicho por qué”, sostuvo el representante del gobierno en la empresa. Indicó que se sospecha el motivo por lo que trascendió en los medios, pero que “el acto jurídico no nos dice qué es lo que se audita”.

Balances

Por otra parte, Abasolo comentó que la empresa comienza todos los años a realizar los balances en diciembre. Para presentar los resultados se dispone de 120 días. No obstante, indica que la asamblea donde se presenten todos los números finales del 2008 se llevará a cabo a mediados de marzo.

Comentá la nota