La Auditoría ve "falta de control" en los subsidios de Jaime al transporte

Hay 16.000 millones de pesos objetados. Es el segundo informe que hace al respecto.
Un segundo informe de la Auditoría General de la Nación (AGN) volvió a cuestionar la falta de control de los subsidios al transporte de trenes y de los colectivos durante la gestión del ex secretario de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime.

El primer informe fue por la gestión de Jaime y su antecesor, entre el 2001 y el 2004, y por el manejo de 1.600 millones de pesos. Ahora se cuestiona el período 2005-2007, por casi 16 mil millones de pesos.

Paralelamente, Jaime es investigado por la Justicia en dos causas claves. Una es por viajar en aviones pagados por concesionarios que cobraban subsidios y otra en la que se investiga si es el propietario de un avión cotizado en 4 millones de dólares.

El informe de la AGN, que preside Leandro Despouy, investigó el desempeño del fondo fiduciario del gas oil y el financiamiento que dio al Sistema Ferroviario Integrado (SIFER) y al Sistema Integrado de Transporte Automotor (SISTAU).

La auditoría interna del Ministerio de Planificación, del que depende formalmente la Secretaría de Transporte, hizo algunos comentarios en línea con el informe de la AGN.

En los hechos, Jaime tenía línea directa con el ex presidente Néstor Kirchner, aunque formalmente dependía del ministro de Planificación, Julio De Vido. Jaime dejó su cargo en el Gobierno pocos días después de la derrota electoral del kirchnerismo en la provincia de Buenos Aires, el pasado 28 de junio.

El informe de la AGN objeta, entre otros, los siguientes puntos:

"La derogación del inciso c) del artículo 2º de la resolución de la Secretaría de Transporte 337/04 que establecía la rendición de los fondos como requisito para el acceso y mantenimiento de los bienes fideicomitidos, no se condice con lo dispuesto por la Ley de Administración Financiera y de los Sistemas de Control del Sector Público Nacional Nº 24.156 ni con los objetivos que ésta persigue".

"La naturaleza y alcance de los procedimientos llevados a cabo por la Subsecretaría de Transporte Automotor para auditar los datos declarados por los Habilitados no resultan suficientes para obtener evidencias que permitan concluir acabadamente respecto de su veracidad, integridad y consistencia".

"La Secretaría de Transporte hizo una nueva transferencia en favor de la Obra Social de los camioneros (que maneja Hugo Moyano) por un total de $ 8.038.602 en concepto de anticipos a cuenta del Régimen de Compensación de Aranceles (RCA), mecánica que ya fuera observada en oportunidad de análisis anteriores".

Igualmente, Jaime tiene el frente más complicado actualmente en la Justicia. El juez federal Norberto Oyarbide investiga si se enriqueció ilícitamente durante su paso por la administración pública nacional. Y otro juez federal, Claudio Bonadio, analiza una denuncia del ex fiscal de Investigaciones Administrativas Manuel Garrido por el uso de taxis aéreos a favor de Jaime pagados por empresas que estaban bajo su área de control.

Tras la denuncia de Garrido, Jaime empezó a usar un avión comprado en diciembre pasado en los Estados Unidos por una misteriosa compañía costarricense llamada Pegasus Equity Investments. El Lear Jet fue traído al país por un piloto de la empresa de taxis aéreos Mac Air, que identificó a quien lo contrató para ese servicio: Julián Vázquez, hijo de un asesor de Jaime llamado Manuel Vázquez. Mañana volverá a declarar ante Oyarbide el gerente general de Mac Air, Carlos Colunga.

Comentá la nota