Auditoria: Detectan serias irregularidades en obras de dos escuelas quilmeña

El jefe de Auditores de la Dirección General de Escuelas de la provincia de Buenos Aires, Carlos Anselmino, encabezó ayer el procedimiento que se realizó en el Consejo Escolar de Quilmes.
La auditoria abarcó las denuncias por irregularidades en obras efectuadas en las escuelas Nº 65 y Nº 50, ambas certificadas por la Dirección General de Infraestructura zona sur a cargo de Rodrigo Villanueva. También se auditó los libros contables del organismo y el registro del transporte escolar para escuelas especiales.

La medida se precipitó luego de tomar estado público la difícil situación del organismo tras la caótica y accidentada mudanza a la nueva sede ubicada sobre la calle Andrés Baranda casi Condarco.

SERIAS IRREGULARIDADES EN LAS ESCUELAS

Trascendió que los auditores habrían detectado "serias irregularidades" en los trabajos efectuados en los dos colegios. El informe pre-eliminar consignó "importantes fallas" en la escuela Nº 50 y "obras faltantes" en la Nº 65. Los propios consejeros del oficialismo quilmeño adelantaron que "las dos empresas constructoras serán echadas del Distrito. También se van a inspeccionar los trabajos en las escuelas Nº 56 y Nº 70, a cargo de las dos empresas bajo la lupa (GC Imagen y Tikow)". Además, se intentará retener los pagos pendientes a las dos constructoras sospechadas.

Los consejeros escolares quilmeños deslindan responsabilidades por lo ocurrido en los funcionarios e inspectores de la Dirección Provincial de Infraestructura de la Dirección General de Escuelas Bonaerense.

Comentá la nota