Con audiencias convocadas

El presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner, convocó a las audiencias a partir del martes. En el oficialismo imaginan que el proyecto podría tener dictamen el viernes. La oposición no logra unificar su postura.
El kirchnerismo está convencido de la necesidad de avanzar rápido y sin pausa en la aprobación del proyecto oficial de Servicios de Comunicación Audiovisual. El viernes próximo, "si se agota el debate", podría firmar el dictamen de las comisiones de Comunicación, Presupuesto y Libertad de Expresión para llevar la iniciativa al recinto de la Cámara de Diputados. El presidente del cuerpo, Eduardo Fellner, oficializó la convocatoria a las audiencias que arrancarán el martes, mientras que el núcleo duro opositor –UCR, CC, PRO, el peronismo disidente y el cobismo– todavía no había formalizado el pedido de extender las audiencias públicas por dos meses y en siete regiones del interior del país.

En la bancada K no están dispuestos a ceder frente a los que consideraron "maniobras dilatorias". "Existen dos voluntades, que son las de debatir la ley y la de generar situaciones para dilatar su discusión. Nos vamos a oponer a esa intención de algunos miembros de la oposición", remarcó el jefe de los diputados oficialistas, Agustín Rossi.

Fellner formalizó la convocatoria a audiencias públicas que resolvió el jueves el plenario de las comisiones legislativas. Las audiencias arrancarán el martes y podrían extenderse hasta el jueves, como prevé el oficialismo. "Si se agotan las audiencias y si se consiguen los consensos necesarios, vamos a firmar el dictamen", afirmaron las espadas K en la Cámara baja. En tanto continúan trabajando, junto a técnicos del Comfer, en los posibles cambios que se podrían introducir al texto original de la iniciativa que reclaman propios y aliados que respaldan la iniciativa.

Mientras, el diputado de Unión- Pro y empresario multimedia, Francisco de Narváez, volvió a reclamar ayer –en sintonía con el planteo del vicepresidente Julio Cobos– que el proyecto se trate después del 10 de diciembre. "Tratemos esta ley desde ahora, pero votémosla con la nueva composición parlamentaria", insistió De Narváez. Una postura en la que sólo se alinea el macristas y cobistas, provoca dudas en el radicalismo y fue rechazada por la Coalición Cívica y socialistas.

Avanzada la noche de ayer, los principales bloques opositores no habían terminado de redactar el pedido formal a Fellner para que la Comisión de Libertad de Expresión –que preside la radical Silvana Giúdici– para realizar audiencias en el interior del país. Algo que sólo está en manos del presidente de la Cámara. "No se puede pronunciar sobre algo que no llegó a su despacho y cuyo contenido no conoce", lo excusaron ante Página/12 los colaboradores de Fellner.

"Hemos recibido numerosos pedidos de audiencias en el interior", sostuvo a este diario Giúdici. Sin embargo, el entusiasmo de la diputada se diluía cuando debía precisar los próximos pasos de la oposición: "Nos vamos a reunir la semana que viene para decidirlo". La mayoría de los bloques insisten en la necesidad de mantenerse unidos para enfrentar al oficialismo, pero el debate sobre cuál debe ser la estrategia parlamentaria todavía cruza a todas las bancadas opositoras.

Comentá la nota