Audiencia pública por el caso Inpla: el Municipio presentó el proyecto de zonificación para el sector de la empresa

Las áreas técnicas de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos de la Comuna elaboraron un plan para desarrollar en esta zona en el marco del conflicto por la instalación de la empresa.
La Municipalidad, a través de la Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, informó ayer los aspectos del proyecto para modificar el código de zonificación en un importante sector de Pergamino, tema que será considerado el 19 de agosto en una audiencia pública convocada por el Concejo Deliberante.

José Salauati

La rueda de prensa con los medios comenzó con la palabra del arquitecto José Salauati, responsable de esta área comunal, que señaló: "El sector en cuestión es en la zona de la ruta Nº 188, desde el Cruce de Caminos y cuando atravesamos el puente conocido como ‘La Virginia’, desde ahí en adelante era necesario producir un proyecto de modificación del área dado que el sector, debido a numerosas consultas sobre usos posibles para el lugar, considerando la evolución que la ciudad va teniendo, es una zona de ingreso, pensando que el corredor comercial se ha ido consolidando desde el Cruce hacia allí. Por tal motivo la Secretaría, a través de la Dirección de Planeamiento, elaboró una propuesta de modificación del área".

- ¿Hicieron consultas antes de elaborar este plan?

- Se efectuaron diversas consultas ante organismos provinciales que encontraron para su implementación alguna dificultad, con lo cual fue necesario reelaborar la propuesta.

El sector

"En el lugar, como todos saben, se encuentran algunas actividades que han sido de interés público, específicamente la empresa Inpla, y dentro del marco del cambio de zonificación hay una serie de considerandos de cómo la empresa ocupa el predio en una zona residencial.

"Creemos que es posible que pueda convivir, tener una buena relación con la comunidad, porque hay que contemplar en esta situación todos los intereses, lo que significa para la gente el sustento de tener fuentes de trabajo, actividad comercial y productiva, y también todos los intereses de los vecinos que se sentían afectados.

"Esta propuesta de cambio, y en lo relativo a la empresa Inpla, tuvo como base de sustentación algo sin lo cual no hubiese sido posible llevarla adelante, todos los informes del organismo para el Desarrollo Sustentable que fiscaliza los problemas de contaminación ambiental.

"El desempeño de la empresa, de acuerdo con los informes que obran en el Concejo Deliberante, y que son materia de consulta pública, han sido mejor en los últimos tiempos, lo cual permite llevar adelante la modificación del código con la expectativa de que no habrá afectación ambiental para los vecinos que están en el lugar, lo que restaba era ver cómo la empresa podía convivir mejor con el medio", manifestó Salauati.

- ¿Qué contempla el nuevo proyecto elaborado por el Municipio?

- El proyecto contempla que esa zona se consolida como de carácter comercial vinculado a un recorrido de la ruta con el resto del sector que se fortalece como lugar residencial. Se determina a su vez la presencia de un distrito industrial que está restringido al tamaño de la empresa, es decir, los límites actuales de la empresa son los que determinan el tamaño de ese distrito industrial. Es un distrito que va a estar condicionado, porque en el proyecto de ordenanza se puso una serie de pautas que la empresa debe respetar de ahora en adelante, tanto en arquitectura como en desempeño.

Horacio Rodríguez

Por su parte el arquitecto Horacio Rodríguez, titular de la Dirección de Planeamiento Urbano, señaló que "a partir de un relevamiento que se ha venido haciendo, y teniendo en cuenta las características de la zona norte de la ciudad a partir del puente, en su primera instancia generada por viviendas de fin de semana, ahora por viviendas permanentes con futuras expansiones, hay que modificar algunos puntos.

"Inclusive en el último censo y con una foto aérea, tenemos una densidad ocupacional de los predios casi completa, siempre en sentido Pergamino - San Nicolás; mientras que en la mano contraria sucede lo opuesto; desde el puente ‘La Virginia’ hasta la avenida Drago tenemos una zona sin desarrollo, pero con diferentes pedidos potenciales. Existen permanentemente consultas para instalar emprendimientos comerciales compatibles con esta zona urbana y hay que partir de una idea macro porque es un ingreso diario relacionado con futuras autopistas.

"Hoy no tiene desarrollo porque no hay parcelas ya que existe una normativa en la cual únicamente sirve para residencia".

Nuevo relevamiento

"A partir del relevamiento definimos dos grandes sectores; del puente ‘La Virginia’ hasta Drago, y de ésta hasta la ruta Nº 32, este último está consolidado como vivienda y sólo hay un negocio, inclusive en lo que era la vieja feria hay proyecto de urbanización para loteos pero como zona urbana residencial.

"En lo que respecta desde la avenida Drago al puente, tenemos dos características; por un lado el Club de Viajantes y por el otro la sede del Tiro Federal. Las tres primeras cuadras desde el puente hacia el norte, mano derecha, están consolidadas con diversos comercios, entre ellos se encuentra Inpla; por su parte, en la mano izquierda, hay algún tipo de comercio menor, pero existen vacancias en tierras e infraestructuras", dijo Rodríguez.

- ¿Sobre qué planificación trabajarán en este lugar?

- La idea es recrear toda la zona comercial de escala, no solamente de barrio sino a escala ciudad. En este contexto armamos una propuesta en la cual lo que es residencial se va a consolidar más residencial que antes y, el primer sector, donde hay industrias y varios comercios lo establecemos como zona para este tipo de actividades.

- ¿Se ha delimitado la empresa Inpla?

- Lo que se hizo fue delimitar específicamente el predio que ocupa Inpla con una serie de condicionantes, esto quedaría sólo como un distrito industrial inserto en la zona comercial y los condicionantes son muy fuertes y los deberá cumplir para que esto funcione. Partamos de la base que son para el trabajo de la empresa y el día que cierre pasa a ser zona comercial y la parte de atrás residencial retornará a zonas previstas del código; le impusimos a Inpla una serie de obras y mejoras divididas en cuatro etapas.

La primera de ellas es elaborar los proyectos; luego tendrá que hacer obras en la vía pública, después es el turno para mejoras espaciales y en el final se tendrán que desarrollar adelantos funcionales. Armamos un plan de trabajo con plazos en 12 meses, en el cual se tendrá que cumplir con las pautas para buscar que la empresa instalada en el lugar más que una molestia genere una promoción del sector.

Trabajo ambiental

"La parte ambiental está cubierta; tenemos un ingreso con una zona de galpones y evidentemente hablamos de un sector comercial, es una cuestión de imagen sobre la ruta, por eso esto debe cambiar completamente. Por otro lado, es una urbanización complicada, la calle Nº 2 es angosta, entonces favoreceremos el ensanchamiento de veredas y forestación a costas de territorios y terrenos de la empresa generando un envolvente para que sea un punto de atracción desde la ruta. El resto de la fachada que da al barrio se integrará a la zona ampliando el espacio urbano fomentando la forestación", explicó Rodríguez mostrando los planos con los cambios que debe hacer Inpla.

"Además están las mejoras funcionales de la empresa, que son el traslado de silos y ruidos molestos; hay puntos específicos en lo que hace a la parte antisiniestral, en lo que respecta a olores y todo tipo de posibilidad de contaminación. Otra restricción importante es que la empresa está censada con su capacidad y aquí existe un problema; uno a veces piensa en ampliar una fábrica, si lo vemos desde lo urbano la ampliación es una superficie cubierta, pero una fábrica se puede ampliar extendiendo su capacidad productiva, entonces tengo el mismo edificio y puedo contaminar más, pero hoy existen tecnologías que nos permiten ampliarnos con menos impacto ambiental, y eso es lo que queremos", agregó Horacio Rodríguez.

- ¿Trabajaron en conjunto con la Provincia de Buenos Aires?

- Lo que elaboramos con medio ambiente provincial es hacer una fotografía de la empresa desde el punto de vista espacial y ambiental, fotos que ya hicimos, y únicamente permitir mejoras en la empresa, aparte de los condicionantes que son sí o sí futuros cambios en los procesos siempre y cuando produzcan mejoras ambientales.

Lo que sí deben modificar es la ubicación de algunos silos, hay que derrumbar paredes y se le tiene que dar infraestructura a los vecinos; se exigirán cordones cuneta, pavimentos, forestación e iluminación, no sólo lo que es arquitectónico, sino la infraestructura para el barrio.

Modificaciones importantes para que la fábrica pueda seguir funcionando

"La empresa está en conocimiento de estas mejoras que deberán realizar, se las trasmitimos porque la alternativa de elaborar un proyecto sin tener la certeza de conseguir la predisposición de los empresarios, nos parecía que podía generar incertidumbre. Por ello previamente convocamos a la empresa y le mencionamos que esto puede llevarse adelante con estos condicionantes, a lo cual Inpla estuvo proclive a llevarlos a cabo.

"El plazo de obras es de 12 meses, se hizo un cronograma con pautas determinadas para su ejecución, el incumplimiento de los mismos daría por caducada la habilitación; esto se encuentra dentro de una ordenanza, no es adjunto ni una cuestión por separado.

"Este proyecto de ordenanza ya es público, está en el Concejo y todos lo pueden consultar; a su vez aclaramos que esto no es sólo un trabajo de nuestra Secretaría sino que cuando tuvimos dudas en cuanto a la implementación, al rumbo que esto iba a seguir en el ámbito provincial, otros organismos como la Dirección de Ordenamiento Territorial y el Organismo de Desarrollo Sostenible también han participado para conocer los detalles. La Dirección de Asuntos Municipales además colaboró con nosotros.

"Hemos tomado un contexto lo más amplio posible, un marco de referencia que nos lleve a pensar que esto puede andar, pensamos que de alguna forma sintetiza las expectativas que tienen, en general, los empresarios, los obreros que quieren mantener su trabajo, la gente que no quiere verse afectada y la ciudad que necesita el desarrollo de un sector comercial consecuente con una ciudad que antes ahí tenía una zona residencial y ahora se ha extendido mucho más allá y necesita incorporarse a los cambios", señaló Salauati.

Comentá la nota