AUDIENCIA PúBLICA POR LA BASURA La ciudad está en emergencia ambiental

90%: ese el aumento que pidió CLEAR. Dice que como el contrato viene de la época de la Convertibilidad, le genera desfasajes. Es porque tiene sólo una actualización anual y contiene ítems actualizados por los índices del INDEC. Pero en la audiencia, a la empresa le recordaron que en el año 2004 convalidó una prórroga con las actuales reglas de juego.
El relleno sanitario colapsado y convertido en basurero a cielo abierto, minibasurales en las cercanías y el horno pirolítico obsoleto y paralizado conforman el escenario de emergencia ambiental y sanitaria que sufre Santa Rosa. Esta situación la definieron los participantes de la audiencia pública, en la que CLEAR SRL expuso que pretende un aumento de la tarifa del 90% para el servicio de recolección de basura y barrido de calles. Pero a los representantes de la empresa les recordaron que en el año 2004 hubo una prórroga que acordaron con la gestión de Néstor Alcala: hubo aplausos para quien lo dijo.

La audiencia pública, encabezada por el propio intendente Francisco Torroba, y acompañado por sus secretarios Pedro Salas y Luis Evangelista, comenzó con la exposición del secretario de Obras y Servicios Públicos, Diego Bosch. Expuso el diagnóstico de la situación y las ideas del Gobierno municipal.

Bosch describió el panorama: el relleno sanitario convertido en basural a cielo abierto, falta de alambrado; la proliferación de cartoneros (entre ellos niños), la falta de uso de vestimenta de los recicladores, la presencia de animales vacunos; maquinaria obsoleta, quemas intencionales y la aparición de vectores infecciosos. La cava del relleno sólo tiene capacidad para seis meses.

En relación a los residuos patológicos, explicó el problema que genera la salida de funcionamiento del horno pirolítico, la falta de un vehículo adecuado para la recolección de los residuos (se utiliza una camioneta con una cúpula de lona), y la búsqueda de una alternativa autorizada para el enterramiento de los patológicos.

Bosch exhibió fotos del perímetro del relleno, con tramos sin el alambrado correspondiente. También, en relación a la maquinaria disponible puso como ejemplo que la única topadora es del año 1962 que requiere “5 litros de aceite por día”. Otro de los graves hechos es la presencia de los chicos en tareas de cirujeo en el relleno.

Bosch dijo que hasta el año 2010, en que se produce la finalización del contrato de CLEAR, hay plazos para analizar cómo será el futuro sistema.

Pero, el funcionario expuso también las propuestas en el corto plazo. Una de ellas es la separación en planta (reciclado efectivo que hoy no se realiza), la utilización de los orgánicos (para alimento balanceado) y la reutilización de los gases del relleno.

En el largo plazo, Bosch anticipó que pretende ir hacia un sistema con separación de residuos (entre orgánicos e inorgánico) en origen.

CLEAR

El encargado local de CLEAR, Jorge Pretz dijo que para la empresa la situación actual es “insostenible”.

Explicó que reciben de la Municipalidad $ 703.000 por la recolección de residuos y el barrido y que tienen de costo $ 1.340.946.

Expuso los números y concluyó que la tarifa debe tener un aumento del 90% para volver a los primeros números del contrato.

Dijeron que el desfasaje es por las condiciones del contrato, que es del año 1997. Ese contrato de 6 años, tenía la posibilidad de una prórroga de dos. Y después, el ex intendente Néstor Alcala forzó otra prórroga en el año 2005, por 5 años.

“El contrato viene de la Convertibilidad”, dijo Pretz. La empresa dijo que desde 2006 quiere dejar el contrato. Y que ahora hizo un juicio administrativo, reclamando una indemnización retroactiva.

Después, Jorge Diván de la Cámara de Comercio le recordó que “hay riesgo empresario. Porqué se renovó el contrato a pérdida. No tengo la respuesta”. Y hubo aplausos de los presentes. Pidió que la situación económica “no sea una excusa para un desmesurado aumento de la tarifa”.

El gerente regional de CLEAR, Juan carlos Begovic, pidió la palabra para responder: “Esto no es riesgo empresario. Trabajar a pérdida no es riesgo empresario”.

Emergencia ambiental

El técnico ambiental Jorge Marani habló en representación de la Universidad Nacional de La Pampa. Consideró que es necesario acordar un plan de contingencia. “Estamos en una emergencia ambiental y sanitaria, esto es así”, dijo Marani.

Ese plan debe incluir lanzar una fuerte campaña. “Se debe levantar la bandera de un municipio ambiental”, dijo. Marani -integrante del plantel municipal- recordó el desacierto de no integrar el COPROBA, mencionó las experiencias exitosas de los “municipios verdes en el sur provincial”.

A su turno la Cooperativa de Selectores de residuos pidió participación. “La basura tiene que sea de todos, no de algunos grupos”, dijo. Y dijeron estar dispuestos a participar de la recolección cuando CLEAR termine su contrato. Lizzy Rossi de la Granja Educativa La Lomita advirtió la necesidad de “crear conciencia”.

Las exposiciones se extendieron por más de cuatro horas. Las conclusiones ahora estarán a disposición del Concejo Deliberante que deberá legislar las políticas que instrumentará el Departamento Ejecutivo.

Comentá la nota