ATSA: la oposición apunta a la delegación del Ministerio de Trabajo

La candidata de la lista "Azul", Antonia Aguirre, responsabilizó a los funcionarios locales del Ministerio de Trabajo de la Nación por no actuar en tiempo y forma en la parte administrativa. "Cajonearon la cédula donde solicitábamos la medida cautelar", aseguró Aguirre.
La lu­cha de in­te­re­ses en el gre­mio de la sa­ni­dad tie­ne un nue­vo ca­pí­tu­lo, lue­go de los in­ci­den­tes del úl­ti­mo sá­ba­do, los in­te­gran­tes de lis­ta opo­si­ta­ra "A­zul" ase­gu­ra­ron que fun­cio­na­rios de la De­le­ga­ción Co­rrien­tes del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción ca­jo­ne­a­ron la cé­du­la que con­te­nía la me­di­da cau­te­lar. "Los in­ci­den­tes se pu­die­ron ha­ber evi­ta­do si el se­ñor Jus­to Sa­po­ni, de­le­ga­do re­gio­nal del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción, hu­bie­ra ac­tua­do en tiem­po y for­ma. Lo ha­ce­mos res­pon­sa­ble de lo que es­tá pa­san­do por­que ca­jo­neó la cé­du­la don­de so­li­ci­tá­ba­mos la me­di­da cau­te­lar", ase­gu­ró An­to­nia Agui­rre, can­di­da­ta de la lis­ta Nº1 "A­zul" en una vi­si­ta re­a­li­za­da ayer a la Re­dac­ción de "é­po­ca". "Al no ago­tar la vía ad­mi­nis­tra­ti­va no po­de­mos con­se­guir la me­di­da cau­te­lar, por es­te mo­ti­vo, en las pró­xi­mas ho­ras va­mos pre­sen­tar una de­nun­cia pe­nal con­tra los miem­bros de la De­le­ga­ción Co­rrien­tes del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo de la Na­ción", pro­fun­di­zó Agui­rre. En re­la­ción a los úl­ti­mos in­ci­den­tes per­pe­tra­dos a la se­de sin­di­cal de la ca­lle Mi­ra­mar 832, los in­te­gran­tes de la lis­ta Nº1 se des­pe­ga­ron de las acu­sa­cio­nes re­a­li­za­das por el ofi­cia­lis­mo. "Que­re­mos de­jar en cla­ro que An­to­nia Agui­rre no es la que co­man­da los he­chos de vio­len­cia", di­jo a "é­po ca" la apo­de­ra­da de la lis­ta "A­zul", Sa­ra We­llig. Me­dian­te un co­mu­ni­ca­do, la co­mi­sión di­rec­ti­va de AT­SA se­ña­ló que "re­pu­dia ac­tos van­dá­li­cos y vio­len­tos de es­ta na­tu­ra­le­za", e in­di­ca nue­va­men­te que "an­te la dis­con­for­mi­dad de la lis­ta opo­si­to­ra, exis­ten los ca­na­les de las ví­as del Mi­nis­te­rio de Tra­ba­jo y la aso­cia­ción, y una vez fi­na­li­za­das és­tas, la de la Jus­ti­cia pa­ra plan­te­ar su re­cla­mos". "Con­for­ma­mos el cuer­po de de­le­ga­dos y an­te el lla­ma­do de un gru­po de afi­lia­dos nos acer­ca­mos a la se­de gre­mial", in­di­có la apo­de­ra­da de la lis­ta opo­si­to­ra. We­llig co­men­tó ade­más que "al lle­gar al gre­mio nos en­con­tra­mos con un nú­me­ro im­por­tan­te de efec­ti­vos po­li­cia­les, vi­mos los des­tro­zos en la puer­ta prin­ci­pal de la se­de de AT­SA". Se­gún de­nun­ció el ofi­cia­lis­mo, el sá­ba­do cer­ca de las 8, un gru­po de per­so­nas in­ten­tó irrum­pir en la se­de gre­mial de la Aso­cia­ción de Tra­ba­ja­do­res de la Sa­ni­dad, ac­ti­tud que fue im­pe­di­da por el ac­cio­nar po­li­cial. Ade­más de la in­ter­ven­ción in­me­dia­ta de la Po­li­cí­a, las au­to­ri­da­des sin­di­ca­les re­a­li­za­ron la de­nun­cia, en la que in­clu­yó una se­rie de men­sa­jes de tex­to ame­na­zan­tes en­via­dos des­de te­lé­fo­nos ce­lu­la­res y di­ri­gi­dos a miem­bros de la con­duc­ción del sin­di­ca­to, ase­gu­rán­do­les que su­fri­rí­an da­ños fí­si­cos. "Quie­nes in­ten­ta­ron vio­len­tar la se­de no eran per­so­nas afi­lia­das a la en­ti­dad sin­di­cal, si­no que se tra­ta­ría de per­so­nas con­tra­ta­das. La co­mi­sión di­rec­ti­va ga­ran­ti­za­rá la ins­ti­tu­cio­na­li­dad y con­ti­nui­dad ju­rí­di­ca gre­mial así co­mo la aten­ción a sus afi­lia­dos, re­pu­dia los he­chos de vio­len­cia y de co­rres­pon­der to­ma­rá las me­di­das dis­ci­pli­na­rias per­ti­nen­tes", ma­ni­fies­ta el co­mu­ni­ca­do ofi­cial. "La gen­te va per­dien­do la pa­cien­cia y la cre­di­bi­li­dad ha­cia a no­so­tros. Mu­chos pien­san que por ser de­le­ga­dos nos ven­di­mos al ofi­cia­lis­mo. No es así, es­ta­mos de­nun­cian­do las irre­gu­la­ri­da­des de la ac­tual con­duc­ción", con­clu­yó An­to­nia Agui­rre, re­fe­ren­te de la lis­ta Nº1.

Comentá la nota