ATSA y gobierno llegaron a un acuerdo.

Un marco de paz social de 60 días, la apertura de las paritarias a partir del jueves para evaluar el incremento salarial y la devolución de los días descontados por las medidas de fuerza a cambio de capacitación, forman parte del acta firmada el viernes en la Secretaría de Trabajo. Se normaliza así la atención en los hospitales, aunque de manera parcial, ya que los médicos de Río Grande continúan con su medida de fuerza.
Tras 16 horas de negociaciones se logró una tregua de 60 días en el conflicto que mantenía el sindicato de la sanidad (ATSA) y el Ministerio de Salud. El acuerdo fue sellado el viernes en la Secretaría de Trabajo en esta ciudad y abre las negociaciones en el marco de paritarias para evaluar el reclamo salarial.

En el encuentro en el que se firmó el acta estuvieron presentes la ministro de Salud María Grieco, dirigentes del sindicato y el legislador Luis Velásquez, quien intercedió entre dos partes que no podían ponerse de acuerdo.

Entre los principales puntos del documento de prueba se establece un marco de paz social por un lapso de sesenta días, con opción a prórroga por treinta días más, a pedido de alguna de las partes, de acuerdo a las negociaciones en curso.

Además se convoca a paritarias para el sector húmedo -actuando como coordinador el Ministerio de Trabajo- para el día 28 de mayo a las once horas. En este encuentro se dará tratamiento prioritario y en el marco del análisis presupuestario, al reclamo salarial pendiente de resolución, vinculado con el acta compromiso de fecha 24 de junio del año pasado, que fue ratificado por decreto 1254/08. Asimismo, ATSA solicitó que se tome como segundo tema de importancia la devolución de los días descontados.

Otro tema acordado fue el impulso de la carrera sanitaria a través de la elaboración conjunta de un proyecto de ley, conforme lo que dicta la Constitución provincial en su artículo 105, inciso 18, el cual será presentado a la comisión de Salud de la Legislatura. En este sentido se dará participación a la comisión de Salud de la Legislatura para el seguimiento del caso.

Los descuentos por el tiempo no trabajado eran uno de los puntos que más exigía el gremio de la sanidad. Finalmente se determinó que las medidas de acción directa convocadas por ATSA y llevadas a cabo por el personal durante el mes de abril (aún no descontado) y mayo, será devuelta a partir de un programa de capacitación que se desarrollará desde el Ministerio de Salud a partir de junio; lo cual implicará asistencia obligatoria en los días y horarios que se establezcan, fuera del horario laboral.

De esta forma se normaliza la atención de los trabajadores nucleados en ATSA; aunque no se ha resuelto aún la situación de los profesionales del Hospital Regional Río Grande que continúan con su medida de fuerza. La atención de un paciente por hora y las cirugías sólo en caso de urgencias siguen por el momento.

En este orden, la ministro María Grieco lamentó que los médicos de Río Grande continúen con las medidas de fuerza: «que nos parecen desproporcionadas, en virtud del contexto económico que vive la provincia y el servicio esencial que se brinda».

Y diferenció que, «con los profesionales de Ushuaia se ha reparado la situación planteada en cuanto a la falta de pago de guardias por errores involuntarios en la última liquidación».

Comentá la nota