"Es un atropello hacia los ciudadanos y los partidos políticos", dijo Marcón

El intendente de Avellaneda también repudió la iniciativa del gobierno nacional que apunta a adelantar las elecciones legislativas. "Tenemos un gobierno central que pretende hegemonizar todas las decisiones", disparó el mandatario del norte santafesino.
"Es una más, en este país las realidades aterran día a día. Tenemos un gobierno central que pretende hegemonizar todas las decisiones, que pretende alterar sin ningún tipo de consenso los calendarios electorales.

Creo que es un atropello más hacia la ciudadanía, hacía los partidos políticos, hacia los frentes políticos que para nada nos merecemos esto. Me hace acordar a otros países donde solamente algún iluminado pretende como se le ocurre a él, gobernador su país. Argentina no es así, tiene estados independientes en su territorio y de ninguna manera nadie se puede arrogar, sin ninguna consulta con otros partidos políticos, pero todo esto no les va a alcanzar", fue la opinión del intendente de la ciudad de Avellaneda, Orfilio Marcón respecto al adelantamiento de las elecciones legislativas anunciado por la presidenta Cristina Kirchner.

"Por este manejo unilateral que están llevando adelante con varios temas trascendentes, nos está yendo como nos va. Y si se mantiene esta línea de trabajo, seguramente los problemas se van a ir incrementando; habrá que ver de que manera se expresan los diputados y senadores", agregó.

De la posible candidatura a diputado nacional de Néstor Kirchner, dijo que "es una manera triste de tomarle el pelo a los argentinos", e instó a hacer un examen por no se puede admitir que la ciudadanía sea llevada por delante.

Teniendo en cuenta la coincidencia en la fechas electorales, tanto de las legislativas nacionales como de las primarias partidarias, Marcón sostuvo que "es muy complejo para el elector poder discernir libremente. Desde mi punto de visto entiendo que deberían ir separadas".

Crisis

El intendente habló además de la crisis actual manifestando que en la ciudad de Avellaneda, "golpea en todos los frentes", puntualizando que "hay empresas que hace mucho tiempo que no tiene una maquinaria para fabricar, que tienen que mantener a sus empleados. Los frigoríficos están abarrotados de mercaderías, las plantas lácteas de la misma manera. No se si alguna vez alguien en la Argentina, con todo el potencial, pudo imaginar que tenga que estar atravesando por esta realidad".

Comentá la nota