Se le atragantó la candidatura.

La Cámara Nacional Electoral rechazó la candidatura a senador nacional de Luis Barrionuevo por la provincia de Catamarca.
El tribunal consideró que el dirigente gastronómico y secretario general de la CGT disidente apeló fuera de plazo la decisión del juez de primera instancia, Ricardo Moreno. Titular del Juzgado Federal de Catamarca, Moreno había decidido no oficializar la postulación de Barrionuevo por fuera de la alianza "Frente para la Victoria - Partido Justicialista", tal como había pedido el gremialista. Los camaristas Santiago Corcuera, Alberto Dalla Via y Rodolfo Munné rechazaron la presentación de Barrionuevo por "tardía" y la consideraron "manifiestamente inadmisible". Según los miembros de la Cámara, al revisar la causa pudieron comprobar que la resolución de primera instancia no había sido apelada en tiempo y forma.

Los planes iniciales de Barrionuevo eran postularse exclusivamente por el Partido Justicialista catamarqueño: para eso había renunciado a la coalición Frente para la Victoria, el sello distintivo del kirchnerismo desde el 2003 a esta parte. Era una forma de marcar distancia con Kirchner y de volcar el peronismo catamarqueño al apoyo del polo opositor encabezado por Mauricio Macri y Francisco De Narváez. Sin embargo, el juez federal de Catamarca le rechazó la posibilidad de presentarse sólo por el PJ. Poco después, la conducción nacional del justicialismo, representada por Kirchner y el apoderado Jorge Landau, intervino el partido en Catamarca. Barrionuevo recurrió a la Justicia para que dejara sin efecto la intervención. El gremialista cuestionó la decisión por "antojadiza, arbitraria, ilegítima e inconstitucional" y presentó una denuncia en la justicia penal contra el propio Kirchner, a quien acusó de falsificación de instrumento público.

El argumento de Barrionuevo contra Kirchner, en ese punto, fue que –según su versión– nunca se realizó una sesión del Consejo Nacional del PJ para que resolviera la intervención en el distrito catamarqueño. Sin embargo, la Justicia Electoral ayer pareció dar por terminada la batalla judicial iniciada por el secretario general de Gastronómicos. Según los tres camaristas del fuero electoral, los apoderados de Barrionuevo habían presentado una "oposición" a la resolución de primera instancia, pero aclararon que ese escrito no había sido "en ningún momento sometido al conocimiento" del tribunal. También aseguraron que Barrionuevo no había acudido "en queja" para que la Cámara se expidiera sobre lo resuelto por el juez federal de Catamarca.

La resolución de la Cámara Nacional Electoral no impidió que Barrionuevo volviera a cargar muy duro contra Kirchner. Ayer lo acusó de "hipócrita" y dijo que él no le quitó el apoyo a De Narváez, en relación a la versión acerca de un supuesto distanciamiento entre Unión-PRO y el duhaldismo bonaerense. "Kirchner es la hipocresía más grande que puede pasar en la política. Es el hombre de los derechos humanos que ha saqueado el país", dijo Barrionuevo. "El Colorado (por De Narváez) tendría que estar ganando hoy cómodamente por arriba de 10 por ciento", agregó. No quedó claro si la última frase era de aliento o una crítica a las decisiones –como la de "desperonizar la campaña"– que el candidato de Unión-PRO fue tomando en los últimos días.

Comentá la nota