Atilio Magnasco: "Las vacas lecheras que cuidó nuestra familia en toda su historia serán hamburguesas".

La liquidación de tambos no se detiene y se extiende incluso a empresas que llevan más de un siglo trabajando en la actividad. La firma MSGP de Magnasco S.A. decidió en las últimas horas cerrar uno de los cuatro tambos propios (tiene además otros bajo alquiler).
"Hoy el negocio está destruido. No nos da vergüenza decir que no podemos llegar a fin de mes y preferimos tomar estas medidas antes de tomar otras que afecten a más gente", indicó a Infocampo Atilio Magnasco.

La empresa localizada en Tandil producía diariamente 22.000 litros de leche con un plantel propio de unas vacas Holando, parte de las cuales serán rematadas en los próximos días.

"Nuestras vacas, las que nuestra familia, nuestros ancestros y toda nuestra historia cuidó, serán hamburguesas: 150 años de trabajo parecen no tener importancia para nadie", remarcó el productor, notablemente acongojado.

Uno de los determinantes a la hora de decidir acotar la producción, según explicó Magnasco, es que en un tambo arrendado el costo de producción de la leche oscila entre 1,10 y 1,15 $/litro, mientras que en un uno propio es de casi 1,0 $/litro. El problema es que el valor de mercado de la leche en la zona es bastante más bajo.

"En ningún caso se llega a obtener más de 0,83 $/litro y en estas condiciones es imposible continuar; esperamos con esta medida poder continuar antes de tomar alguna otra decisión más drástica", indicó el empresario.

Magnasco objetó la política de intervención oficial y aseguró que mientras se continúe sin poder comercializar libremente y no haya vocación de solucionar la crisis que afecta no solo a los tambos, sino a toda la actividad agropecuaria, tendremos que acostumbrarnos a noticias como estas.

"La actividad está más que complicada y más con esta falta de decisión de terminar con esta actitud. Guillermo Moreno es la cara visible de nuestro cierre, pero no es el único", puntualizó Magnasco.

La empresa fue fundada en 1855 y se dedica a la producción de leche y la elaboración de quesos marca "Don Atilio". Es reconocida a nivel nacional como una de las empresas lácteas más antiguas del país. Actualmente es dirigida por la cuarta y quinta generación de descendientes de sus fundadores.

Comentá la nota