Un atentado en Pakistán deja 35 muertos y 50 heridos

Un nuevo atentado con más de 35 muertos y 50 heridos se produjo ayer en Rawalpindi, el ex cantón colonial en Pakistán, a apenas 500 metros del cuartel del ejército que fue atacado un mes atrás. Dos motociclistas con chalecos y su vehículo cargado de explosivos se detonaron en Mall Road, una transitada ruta donde se encuentran los hoteles de lujo más importantes de la ciudad. La mayoría de las victimas son jubilados, que estaban en un banco cobrando su pensión, y militares.
La acción terrorista fue el mismo día en que el gobierno ofreció -a traves de una solicitada en el periódico paquistaní The News-cinco millones de dólares por las cabezas de los tres principales líderes de talibán, que hasta ahora no se han adjudicado el atentado.

La explosión de ayer dejó los cuerpos de las víctimas frente al banco de Pakistán y en un estacionamiento del hotel Shalimar, según los testigos. "Yo estaba cerca y corrí hacia el estacionamiento. Había mucha gente en el piso, muy herida, sangrando y una motocicleta en llamas, con un señor sentado arriba", explicó Dara, uno de los primeros en llegar a la escena. Rizwan Mehmodd sobrevivió al atentado. Se dirigía al banco a pagar una multa de tránsito cuando se produjo la explosión. "Antes vi una mujer con sus tres hijos en el estacionamiento. Después de la detonación, el auto donde estaban sentados se veía completamente destruido", dijo a la BBC.

El ataque se produjo a medio kilómetro del cuartel general del ejército, donde los talibán atacó durante 22 horas el mes pasado y dejó más de dos docenas de muertos. El área es de alta seguridad militar, pero en el caótico tráfico de Rawalpindi, los suicidas pudieron desplazarse sin ser detectados.

Todos los hospitales de Rawalpindi e Islamabad fueron declarados en emergencia y los colegios y universidades del área cerraron nuevamente por temor a más ataques. "Este bárbaro, inhumano y anti islámico acto terrorista sólo fortalece nuestra resolución de combatir el terrorismo con mas vitalidad", dijo el canciller paquistaní Makhdoom Shah Mahmood Qureshi.

Más de 350 personas han muerto desde mediados de octubre en Pakistán y solo la semana pasada 150 personas perecieron en un brutal ataque en un mercado de mujeres de Peshawar.

Comentá la nota