Atentado en Irlanda del Norte

Un policía resultó herido ayer por la mañana en Irlanda del Norte en la explosión de una bomba colocada debajo de su vehículo, según una fuente policial.
El agente acababa de salir de su casa para ir a trabajar en la localidad de Randalstown, situada en el céntrico condado norirlandés de Altrim, cuando se produjo la explosión. En un mensaje grabado destinado a los medios de comunicación, la policía norirlandesa (PSNI) señaló que fue alertada de la explosión a las seis de la mañana. "En este momento se sospecha que un artefacto ha estallado debajo de un coche. Un hombre ha sido trasladado al hospital. Se desconoce su estado de salud a esta hora", agregó. Según la agencia británica Press Association, el policía estaría grave. Y según la radio irlandesa RTE, se trataría de un católico. En los últimos meses se han multiplicado los atentados que llevan la marca de los grupúsculos disidentes republicanos opuestos al acuerdo de paz, en particular contra las fuerzas del orden. Estos atentados hacen temer un resurgimiento de la violencia en esta provincia semiautónoma británica.

Comentá la nota