La atención en hospitales se normalizará

La atención en hospitales se normalizará
En el arzobispado, los autoconvocados de la Salud llegaron a un acuerdo con el Gobierno, que permitió destrabar el conflicto. Entre otras cosas, se acordó una suba de 50 puntos en la base de cálculo y el pase progresivo a planta de todos los transitorios.
Resumir siete meses de lucha en casi tres horas sería demasiado pretencioso. Pero lo cierto es que este es el tiempo que les tomó a los representantes de los autoconvocados de la Salud y a los del Gobierno llegar a un acuerdo ayer en el arzobispado. Tras la reunión, que comenzó a las 16 y finalizó unos minutos antes de las 19, se anunció que se levanta el paro y se suspenden las medidas de fuerza con las que los trabajadores exigían mejoras salariales y laborales.

Entre los puntos más salientes del acuerdo se destaca el aumento de 50 puntos sobre la base de cálculo (30 puntos en diciembre y 20 en enero), el pase progresivo a planta permanente de los transitorios (1.500 este año, 1.500 hasta mayo de 2010 y el resto antes de 2011) y la designación en planta transitoria de todos los monotributistas con más de seis meses de actividad permanente en el sistema.

En la reunión presidida por el arzobispo, Luis Villalba, y por el vicario, Melitón Chávez, el Gobierno estuvo representado por el ministro de Salud, Pablo Yedlin; por el de Economía, Jorge Jiménez; por el de Gobierno, Edmundo Jiménez; por el secretario de Hacienda, Rolando Steimberg, y por el subsecretario de Salud, Sergio Epstein. Por los autoconvocados estuvieron Francisca Cruz, Adriana Bueno, Jorge Ramacciotti, Daniel Paz Rojas, Alfredo Penida, Juan Domingo Molina, Francisco Armiñana y Estela Di Cola.

En el acuerdo, el Gobierno se comprometió a gestionar el 82 % móvil para el sector, a gestionar en la Anses la insalubridad previsional y a garantizar la participación de los autoconvocados con derechos plenos en las paritarias del área de Salud. Además, se acordó la incorporación del ítem Responsabilidad Asistencial a partir de enero y a no aplicar ninguna sanción contra el personal que participó de las medidas de fuerza. También devolverá aquellos haberes que fueron descontados incorrectamente por el quite de colaboración (los días de paro no serán restituidos). Por su parte, los autoconvocados se comprometieron a suspender todas las medidas de fuerza y a restituir la totalidad de los servicios sanitarios.

"Mañana (por hoy) todo el sistema de salud va a atender con normalidad. Es un enorme gusto poder anunciarlo", expresó Yedlin al terminar la reunión. Además, aclaró que las negociaciones continuarán. "Hoy no se termina nada. Hoy vuelven a comenzar las gestiones de diálogo, de trabajo en conjunto para garantizar la salud de los tucumanos", agregó.

Por los autoconvocados, el primero en tomar la palabra fue Penida, quien reforzó la idea de que la lucha todavía no terminó. "El problema de la salud tucumana es bastante complejo; tiene puntos pendientes. Hay que reconocer que el aumento en la base de cálculo no es al que se aspiraba (los trabajadores reclamaban un incremento de 100 puntos). A esta situación no la dejamos de lado; mediante comisiones mixtas vamos a buscar dónde está el dinero para poder volcarlo y mejorar la situación de todos los empleados de la sanidad", dijo. Con respecto a la atención en los centros asistenciales, el médico explicó: "Vamos a empezar de inmediato; esto lleva un poco de tiempo porque es una estructura muy compleja. Pero desde ahora vamos a hacer lo que sabemos hacer: ser médicos e integrantes de la salud".

Di Cola, por su parte, dijo que este es un primer paso. "Este es un arreglo que tiene un mayor beneficio en lo que tiene que ver con al precariedad laboral que con lo económico. Pero lo consideramos un primer escalón. Nuestros objetivos siguen siendo los mismos y vamos a seguir bregando por ellos", aseguró.

Antes de retirarse, Yedlin destacó la importancia del diálogo. "El diálogo soluciona los conflictos. Lo que aprendimos es que tenemos que dialogar desde el primer momento; tenemos que estar comunicados, más cerca unos de otros para poder avanzar y evitar que haya terceros damnificados", reconoció.

Comentá la nota