ATECH manifestó la urgencia de anticipar las reuniones con el Gobierno provincial

ATECH reiteró el pedido que le realizara al Ejecutivo provincial en diciembre último respecto al aprovechamiento del periodo de vacaciones de los docentes dentro del mes de enero para intentar "destrabar el conflicto salarial y garantizar entre todos un ciclo lectivo normal para este año".
Rechazan además el anuncio del ministro de Educación sobre la recomposición salarial para la segunda mitad de año porque "ello es desconocer absolutamente la apremiante situación económica por la que atraviesan los trabajadores de la educación".Según detalla el gremio ATECH en un documento titulado "ATECH reclama el inicio de la discusión salarial ya": Ante los anuncios que hiciera recientemente el Ministro de Educación de la Provincia, Francisco Romero y su convocatoria a los gremios para el 11 de febrero próximo –a escasos diez días aproximadamente de la presentación de los docentes a sus lugares de trabajo-, la A.T.E.CH ratifica el pedido de audiencia que el 10 de diciembre último –de manera conjunta con Federación Sitech- hiciera al Gobernador de la Provincia, justamente con vistas a aprovechar el período de vacaciones –segunda quincena de enero- para destrabar el conflicto salarial vigente en la Provincia y garantizar entre todos un ciclo lectivo normal para este año.

Panorama que no es el que se vislumbra a raíz de la falta de concreción de convocatoria por parte de las autoridades gubernamentales, y con el agravante de los "anuncios" efectuados por el Ministro de Educación de la Provincia, Francisco Romero.

1) Ante el primer anuncio de los mencionados, sobre "recomposición salarial" docente para el segundo semestre del año, consideramos que ello es desconocer absolutamente la apremiante situación económica por la que atraviesan los trabajadores de la educación en particular, que no solo vienen con salarios congelados al no haber tenido prácticamente recomposición en todo el año anterior, sino que con salarios reducidos, achicados, a raíz de la pérdida permanente del poder adquisitivo por el proceso inflacionario vigente en nuestro País, y la suba considerable en los costos de los servicios esenciales de agua y luz sin ir más lejos, propiciados por el propio Estado. Situación que impone la imperiosa necesidad de instalar la discusión salarial YA, y no dentro de seis (6) meses…como pretende el Ministro.

2) Ante el anunciado proyecto de ley propiciado por la cartera educativa para establecer un "Fondo Estímulo" con vistas a la "mejora de la calidad educativa", según los argumentos del propio Ministro, la A.T.E.CH. advierte que tal decisión representa un verdadero retroceso en la política salarial docente de la Provincia, luego de haber logrado desde la docencia chaqueña, ya en el Gobierno anterior, y en todo lo que va de la actual gestión de Gobierno, direccionar la política salarial docente única y exclusivamente al SUELDO BASICO.

Fundamentar que dicha medida tiende a mejorar la calidad educativa es burlar la inteligencia de la ciudadanía, puesto que lo único que representa una medida como ésa es la política del "chantaje" liso y llano, para que el docente aún enfermo, para no perder el "fondo estímulo" o presentismo o como vaya a llamarse (por lo paupérrimo de su sueldo), concurra igualmente a la escuela a "dictar clase" aún a riesgo de contagiar de su propio mal a su alumnado o de solamente hacer "acto de presencia". ¿Esto es apostar a la calidad educativa?

Sabe el Ministro, como docente que es y ex gremialista que, los montos en

negro o sumas no remunerativas o no bonificables son absolutamente perjudi-

ciales para cualquier trabajador, porque es pan para hoy y hambre para mañana

en el caso de los activos, y en el caso de los jubilados directamente no los abar-

ca ni para el hoy.

Política que convierte al Estado en el principal evasor – pues se ahorra buena cantidad de dinero al no efectuar los aportes patronales para la obra social y previsionales de sus propios trabajadores.

Después lanzan "campañas de concientización desde el Ministerio de Educación mediante convenios con la AFIP o ATP para desde la escuela generar la conducta de "no evasión" en la ciudadanía . Así no se apuesta a la "mejor calidad educativa". Esto es solo una clara muestra de lo que precisamente no debe hacerse tan luego desde las máximas autoridades educativas de una Provincia, tampoco de la Nación, con quien hoy están en más sintonía que nunca.

3) Respecto de la reforma del nomenclador: la A.T.E.CH. ratifica en un todo su propuesta inicial para que dicha reforme sea de manera integral, abarcando a la totalidad de los docentes de todos los niveles y modalidades, y de aplicación simultánea para todos. No solamente para un sector, pues ello significa "ponerle techo" al sueldo del resto, y no creemos que nadie deba ser "el justiciero" para tamaña tarea. Sí consideramos que es factible "achicar brechas" planteando –como lo hemos hecho de manera permanente-, porcentajes distintos para los que menos sueldos perciben porcentajes mayores, y para los que más porcentajes menores, pero no dejando fuera de la reforma del nomenclador a ningún docente. Por ello no estamos de acuerdo con la propuesta oficial respaldada por algunos gremios.

Desde la A.T.E.CH advertimos a nuestras autoridades gubernamentales que, ni la reforma del nomenclador de manera aislada, mucho menos la "reinstalación" de la política de los montos en negro –a través del Fondo Estímulo o presentismo- pretendido por el Ministro de Educación, van a resolver o destrabar en lo más mínimo el conflicto salarial docente vigente en el Chaco.

Muy por el contrario, lo están profundizando. El camino que debe tomarse YA es el de la discusión salarial por una recomposición de los sueldos docentes desde ahora y para todos, independientemente de que de manera simultánea se defina la reforma y aplicación del nomenclador como lo planteamos desde siempre.

El Gremio convoca al conjunto de la docencia chaqueña a permanecer alertas y movilizados desde ya, ante el panorama descripto y la falta de voluntad política hasta la fecha de convocar a la discusión salarial desde el Gobierno.

Por último, responsabiliza de manera exclusiva a las autoridades gubernamentales y ministeriales en particular, del futuro incierto que corre el ciclo lectivo venidero ante esta situación".

Comentá la nota