ATECA rechazó el discurso del Gobernador.

Brizuela del Moral solamente defendió la política salarial docente. La falta de un anuncio enfrió las expectativas gremiales pero recalienta el conflicto.
Decepcionado ante la falta de un anuncio salarial para la educación, ATECA expresó su rechazo al discurso "repetitivo" del Gobernador por el 1 de Mayo, y anunció que el lunes reunirá a sus secretarios generales en un plenario para analizar la situación y decidir cómo continuar el conflicto.

En su mensaje de ayer, Eduardo Brizuela del Moral defendió la política salarial respecto de los docentes, al sostener que el sueldo mínimo inicial en la provincia es, desde octubre de 2008, de 1.572,10 pesos, "por encima" del salario establecido en la paritaria nacional, en febrero de este año, de 1.490 pesos para el maestro de grado de jornada simple.

Todavía más, el Gobernador dijo que no va a ceder frente al reclamo que es motivo de conflicto, pues según él "el Gobierno ha demostrado una postura sensible" en acuerdo con "las posibilidades financieras y presupuestarias" y respetando "el principio de igual remuneración por igual tarea" (sic).

Brizuela del Moral aludió repetidas veces a la "ética" como marco para las políticas educativas, en velado cuestionamiento al planteamiento gremial por un nuevo aumento en el punto índice, en el contexto de crisis.

En ese sentido, enfatizó que en el período febrero 2004-septiembre 2008, el valor del punto índice se elevó de 1,30 a 4,56 pesos, sumando un adicional no remunerativo y no bonificable hasta llegar a 200 pesos de mejora.

"El Gobierno, en toda instancia, demostró su voluntad de generar genuinas mejoras salariales al docente", fue la tesis que sostuvo.

"Esta concepción política nunca claudicará, aún en tiempos de crisis como el actual", sintetizó su postura.

La contraofensiva gremial

El secretario adjunto de ATECA, Carlos González, salió al cruce diciendo: "El Gobernador da la espalda de nuevo a los docentes y se aferra a un discurso anacrónico que consiste en señalar las bondades de su gobierno, cuando en Catamarca hay cada vez más pobreza. Como gremio, no nos queda otra alternativa que seguir resistiendo a esta política que encarna Brizuela del Moral y que apunta a equilibrar la balanza fiscal de la provincia a costa de los asalariados".

"Rechazamos de plano el discurso que vive planteando, de que su gobierno es el que mejor paga a los docentes, sin hacer mención a cuál es la inflación real en Catamarca. Esto nos lleva a que el lunes reunamos a un plenario y ahí vamos a determinar las medidas con que vamos a llevar adelante esta resistencia. Volvemos a estar como en la década de los 90, cuando teníamos que pelear contra los ajustes como la Ley de Emergencia", agregó.

Según él, las señales de un regreso a las políticas restrictivas en materia económica son "las jubilaciones compulsivas, la exigencia de que todos los docentes presenten las declaraciones juradas para atemorizar, la falta del pago del 82 por ciento móvil a gente de más de 70 años que tuvo que salir a protestar, las amenazas a los docentes que hacen protestas", enumeró.

Concluyó que "el discurso de Brizuela del Moral, además de repetitivo, la próxima vez lo podría dar en una cabina telefónica, porque no tiene nada de nuevo y directamente repite la historia".

Comentá la nota